Adicto a House

Me llamo David Uclés y soy un adicto. Eso si, un adicto a la serie House que emite Cuatro todos los martes. Como decirlo, más que brutalmente honesto (véase el diccionario) yo diría que es brutalmente sincero. El hombre dice lo que piensa, claro que lo que piensa normalmente no es nada edificante: todos los pacientes mienten (todo el mundo miente), es adicto a los calmantes, y se toma los casos centrándose en la enfermedad, olvidándose de los pacientes.
Lo dicho, soy adicto a esa serie.

Comentarios

  1. Tranquilo, debe ser algo genético. Yo también soy adicto a ese gran hombre. "¿Qué prefiere, que le dé la mano mientras se muere o que le ignore mientras le salvo?"

    ResponderEliminar
  2. Y eso que todavía os queda por ver el que para mí es el episodio más acojonante de House, el penúltimo de esta primera temporada llamado "Tres historias".

    Por cierto, anoche en FOX conocimos a los padres del doctor House ;)

    ResponderEliminar
  3. ¿No será el que emitirán el próximo día 4 de abril?

    ResponderEliminar
  4. Pues vamos a ver... veo en la web de "cuatro" que ayer emitieron los capítulos 17 y 18, con lo que la semana que viene supongo que echarán el 19 y 20 y para el día 4 de abril, efectivamente, emitirán el 21 (el que yo comento) y el 22, último de esta temporada.

    Para ir haciéndoos la boca agua, avanzo la premisa de ese episodio: House es obligado a dar una clase de Diagnóstico Clínico ante un grupo de estudiantes de medicina. La forma que tiene House de impartir esta clase es plantearles a los alumnos tres casos reales que se han tratado en el hospital.

    ResponderEliminar
  5. Bien, supongo que ya habeis visto el episodio en cuestión... ¿qué os parece?

    ResponderEliminar
  6. Pues si, me tuvo como siempre enganchado al televisor aunque me llamó la atención que realmente ya fuera así antes de lo de la pierna, incluso es llamativo que se empeñara en sufrir el dolor. Otra cosa llamativa, se describe inicialmente a sí mismo como un drogadicto... Curioso, yo pensé que se convirtió en adicto después de aficionarse a los tranquilizantes.
    Estoy deseando que comiencen ya con la segunda temporada.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista