Sociedad e Internet

El otro día comentaba con mi hermano algunas de las variaciones que Internet ha introducido en las relaciones sociales. A él le interesaba, sobretodo, el funcionamiento de los juegos on line, en los que miles de jugadores interactúan y se relacionan durante las partidas. Así, se han generado comunidades que se ponen de acuerdo para llevar a cabo distintas estrategias, aunque en el mundo digital Dios suele ser más intransigente y, por ejemplo, en War of Warcraft los administradores han vetado la creación de una comunidad gay. En estos juegos se da a la gente la oportunidad de vivir una vida paralela en la que pueden (o no) reproducir sus comportamientos en el mundo real pero en condiciones distintas a las reales y con menos limitantes morales.
Algunos hechos curiosos que se han producido han sido la venta de objetos especiales a través de eBay o la difusión de un virus que mataba a los jugadores (a sus alter ego virtuales). Al hilo de estos hechos se me ocurren algunos experimentos interesantes de sociología. Por ejemplo, un juego tipo sims en el que los personajes puedan hacer lo que quieran (dotarse de unas normas de convivencia, vivir bajo la ley del más fuerte, crear instituciones, etc.), o sea una especie de anarquía de partida. La idea sería analizar las diversas fórmulas de organización que los jugadores podrían toma. Podríamos ver si terminábamos repitiendo los esquemas de nuestra realidad actual o si se optaba por soluciones distintas.
Ya me estoy desviando. La idea inicial de este post es comentar que me acabo de encontrar con una página curiosa: www.sanyoseva.com. En ella, los trabajadores de la multinacional en España pretenden comunicar a la sociedad el desarrollo de su situación, al tiempo que crean una herramienta de ayuda para los futuros parados: cálculo de indemnizaciones, foro, legislación laboral. De esta forma, la red se vuelve a convertir en una herramienta de comunicación de doble vía en la que un conjunto de usurarios informan al conjunto de su situación y en el que los individuos pueden solidarizarse, interesarse o lo que quieran a través de la web. Al tiempo, y como medida indirecta, según se vayan incrementando los enlaces a esta página por parte de distintas webs, su relevancia en los buscadores aumentará cuando los usuarios introduzcan la palabra Sanyo, de forma que la imagen de la multinacional en el país que sufre la deslocalización se verá perjudicada.
Por otro lado, leía antesdeayer en la revista If... de Infonomía que una de las principales conclusiones que se extraen de los diez primeros años de la popularización de internet es que ésta es básicamente una herramienta de información, mucho más que de consumo directo. Claro que las decisiones de consumo cada vez más se toman con ayuda de Internet. Es decir, el primer paso de cualquier vendedor será generar una buena imagen en la red.
Así que, desde ya, me ofrezco a Sanyo para entrar en todos los foros en los que les pongan a parir para intentar romper una baza a su favor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea