¿Rutina?

Me he levantado con los ojos pegados, he
tirado de la cadena, he llegado a la oficina, he desayunado a las 10, he
comido, he vuelto al trabajo, he llegado a casa, he tirado de la cadena y he
cerrado mis ojos. Sin embargo, hoy ella me ha mirado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La estrategia del escorpión

No son los cerdos, es la confianza

Un mundo posagrario (un relato de agrificción)