¿Rutina?

Me he levantado con los ojos pegados, he
tirado de la cadena, he llegado a la oficina, he desayunado a las 10, he
comido, he vuelto al trabajo, he llegado a casa, he tirado de la cadena y he
cerrado mis ojos. Sin embargo, hoy ella me ha mirado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea