Teoría Universal de la Falta de Cariño

Este texto está redactado para una web de usuarios de Mac con la que colaboro desde hace años. La rescato hoy a raiz de la lectura de uno de mis blogs favoritos.

Llevando al extremo la navaja de Occam

Como muchos ya sabeis lo que el filósofo inglés Guillermo de Occam vino a decir es que siempre hay que buscar la más simple de todas las razones posibles, y que ésta sería la verdadera razón. O sea, y llevado al filosófico mundo del OSX, si aparece un Kernel Panic, las posibles razones son: fallo de hardware, fallo de software, fallo del usuario. ¿Cual es la razón más simple? Exacto, depende del usuario…

Pero aquí no acaba la cosa. Llevada esta prueba al extremo, en el ámbito de la conducta del homo sapiens, podemos concluir que las razones últimas del comportamiento humano tienen que ver con nuestras motivaciones más íntimas. Y, dentro de éstas, qué más íntimo que los sentimientos en torno al amor. Es en este ámbito en el que la Teoría Unversal de la Falta de Cariño alcanza su máximo de funcionalidad.

Tomemos, por ejemplo, el comportamiento de alguno de nuestros políticos. ¿Cómo explicar, por ejemplo, que el Sr. Aznar optara por ser uno de los miembros del trío de las Azores? Muchos responderán que por motivos estratégicos, o por un deseo de estar en primera página con el hombre más poderoso del mundo. Yo digo que eso es falso. ¿Qué es lo más simple? Fácil, que Aznar no se siente suficientemente querido por los alemanes y los franceses. La lógica dictaba que España hiciera piña con el bloque fuerte de la Zona Euro. Pero no. La falta de cariño percibida por nuestro insigne líder es la verdadera razón. Se fue con el que le dio un puro, le dejó poner los pies sobre la mesa y le llamó “querdido ánsar”

Pero hay más actitudes que pueden ser explicadas con la teoría. ¿Por qué Carod Rovira se reunió con representantes de ETA? ¿De verdad hay alguien que piensa que lo hizo con mala intención, o que el hombre se dejó llevar por su simpleza? Nada de eso. El problema es que no se sentía suficientemente querido por Maragall y con la reunión pretendía ganarse un huequito en el corazón del President.

Y la definitiva. ¿Por qué Alberto Lozano nos permite escribir paridas un día si y otro también en la lista y en esta página? Os lo voy a revelar. Y que conste que descubrir la razón secreta me llevó meses. ¿Podía ser que se siente responsable de habernos llevado por el camino minoritario en estos años? ¿O que le apasiona tanto el mac que es capaz de sacrificar ancho de banda, tiempo y dinero con usuarios de la plataforma de sus amores? Incluso, llegué a plantearme si, en realidad, no estábamos en manos de una secta satánica que nos intentaba despistar del camino de los justos.

Pero todo es mucho más sencillo. La clave del Mac-Club es que Bill Gates no le ha sabido dar cariño a Alberto y éste se ha dejado caer en los brazos de la manzana, que le ha dicho ojos verdes tienes desde el primer día. Entre eso y los piropos que se le dedican por estos lares, no es de extrañar que nos regale esta versión renovada y ampliada del club.

Así que, ya sabeis, no sólo es que los problemas más complejos suelen tener soluciones sencillas, sino que todo se puede explicar en términos de la Teoría Universal de la Falta de Cariño.

@ de la Teoría Universal de la Falta de Cariño, Andrés Sánchez Picón (historiador pecero con hechuras de makero).

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista