Cuando la publicidad se come al producto [Var]

A veces, hay campañas tan buenas, o anuncios tan bellos, que devoran la propia imagen del producto y se convierten ellas mismas en protagonistas. Actualmente en España está la de Bruce Lee, usado para anunciar un BMW, pero para caso expectacular, el anuncio del Bravia, de Sony.

Comentarios

  1. ¡Qué preciosidad el de Sony!
    Y el Bruce Lee, es cierto, es tan hipnótico que se te olvida qué leches anuncia. Es un anuncio que parece que se promociona a sí mismo en vez de al producto. De hecho, si no lo dices, no hubiera sido capaz de recordar en este momento si el coche era BMW o Audi...

    ResponderEliminar
  2. Tengo grabado desde hace años un especial de publicidad (del año 99 creo recordar) en el que lo que menos importa son las cosas que anuncian; lo realmente bello es la forma de anunciarlo. Lo buscaré y si lo encuentro te lo acerco un dia al despacho para que le heches un ojo (merece la pena).

    ResponderEliminar
  3. Si es del 99 y es el que echaron en el Plus (incluía el festival latinoamericano, Cannes y la selección de la Superbowl, creo), yo también lo tengo grabado ;-) Ahora que miro, también tengo el de 2001 (qué curioso, ¿qué me pasaría en 2000?)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista