Excusas

Esta mañana, un asíduo comentarista del blog me echaba la bronca por mi inexistencia prolongada en este mundo virtual. Creo que tengo una excelente excusa: inicialmente, estuve intentando cerrar un buen montón de temas, antes de cogerme unos días de vacaciones (4), y luego he estado poniéndome un poco al día. Desafortunadamente no he logrado ninguna de las dos cosas, pero finalmente me fui de vacaciones.
Y eso que Spanair me lo puso difícil, pues una vez en la zona de embarque del aeropuerto de Almería, a las 22:50 horas, nos vinieron a decir que por culpa de la niebla nos dejaban en tierra. Opciones que nos ofrecían: devolución del importe o recolocación. Ninguna me servía, pues ninguna me ponía en Madrid para la hora de mi enlace con el vuelo a París. Afortunadamente, Europcar estaba abierto aún y pudimos alquilar un coche para viajar. Claro que en vez de llegar a Madrid descansados y a las 00:00, llegamos destrozados y pasadas las 04:00. Gracias Spanair.
Ese cansancio ya lo llevamos arrastrando durante nuestro primer día en Francia. Teníamos reservada una furgoneta con GPS que nos debía llevar por los Castillos del Loira en los días siguientes. De camino a Tours, nuestra estación base, pasamos por Versalles y Chartres. En el primer lugar vimos el enorme palacio de los borbones y comprendí, de repente, porque la Revolución burguesa tuvo lugar allí y no en cualquier otro lugar. La magnificiencia del lugar es tal que uno se da cuenta de la concentración de renta que debió producirse para poder mantener semejante monstruo (aunque tan bello). Libertad, igualdad y fraternidad. Igualdad...
Lo de Chartres es para dedicarle una entrada en exclusiva: expectacular.
Y lo de los castillos, no sé que era más bello, si los chateaus o los paisajes en los que se inscribían. A bote pronto tres recomendaciones ineludibles:
  1. Jardines del Chateau de Villandry (belleza articial y natural a la vez).
  2. Chambord (en el interior de un parque nacional).
  3. Chenanceaux (impresinante palacio edificado sobre un puente).
Ya iré contando más y pondré algunas fotos (y es que, lo confieso, aún hago fotos con la obsoleta tecnología del siglo pasado).

Comentarios

  1. Sé honesto: no llames a esta entrada "excusas", llámala "dientes largos" o algo similar :D

    ResponderEliminar
  2. No lo has pillado, el viaje fue estupendo. Lo terrible fueron el pre y el post viaje.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea