28 años de paro

Leo hoy en Base Financiera que la tasa de paro española, medida por la Encuesta de Población Activa, regresa a niveles de 1979. Si tenemos en cuenta que se ha situado en el 8,3%, eso significa que durante 3/4 partes de mi vida el mercado de trabajo español ha estado en una situación más que lamentable. Eso significa, también, que en el fondo soy un privilegiado, un doble privilegiado, primero, porque estoy vivo, y segundo porque encontré trabajo más de una vez en una España en la que lo normal era no encontrarlo.
Hoy trabajan unos 20 millones de españoles (incluídos los inmigrates) lo que es casi la mitad del total de la población, y lo que es un millón más que los afiliados en la Seguridad Social. O sea, que o bien la EPA nos miente, o bien tenemos un 5% del empleo se encuentra en situación ilegal. Lo cual no sería demasiado mal dato si tenemos en cuenta que la mayor parte de los análisis señalan que el porcentaje de economía sumergida en el país es de un 20%. Claro que, si amboas estimaciones son ciertas significa que la productividad del trabajo sumergido es superior a la media. Mejor ni pensarlo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista