Curiosidades examinatorias

Acabo de terminar de poner las notas de la asignatura denominada Economía Aplicada, que se cursa en 5º de la licenciatura de CC. Ambientales en la Universidad de Almería y mi sorpresa ha sido mayúscula al descubrir que ninguno de los alumnos que se han examinado (más o menos la mitad de los matriculados) ha suspendido. Tampoco ha habido ninguna calificación por encima de 8.
Esto me lleva apreguntarme si no habré puesto el examen demasiado fácil. Aunque me daba la impresión de que es uno de los que más esfuerzo de reflexión requiere de los puestos en años anteriores. De ahí que no haya sobresalientes.
En fin, al margen de la dificultad o no del propio examen, ha habido una pregunta que yo pensaba sería fácil y que finalmente ha resultado no serlo tanto. El examen es una reflexión sobre el caso de la permacultura de la isla de Tikopia, elaborado partir del libro de Diamond, Colapso. La cuestión concreta es elegir entre una serie de opciones, a partir de una evidencia de un mucho mayor rendimiento del suelo dedicado al cultivo del taro (en términos de calorías) que el dedicado a la cría del cerdo. Las respuestas posibles eran:

A) Eliminar el cultivo de taro.
B) Buscar, por mejora genética, cerdos más gordos.
C) Eliminar la ganadería porcina de la isla.
D) Suicidarse en masa.

La mayor parte de los alumnos respondieron la opción C, que es la que eligieron los indígenas de la isla. Sin embargo un porcentaje elevado optó por la opción B. Según me entregaban los exámenes me di cuenta y lo estuve comentando con ellos. De esas conversaciones he llegado a la conclusión de que alguien que ha cursado una asignatura denominada fauna amenazada no puede contemplar como viable la destrucción de una comunidad animal o vegetal, por mucho que ésta no sea autóctona de la zona. Y es que la formación que recibimos nos tiñe el cristal de la mirada con los colores propios de la profesión. ¿Es esto bueno?

Comentarios

  1. Obviamente, la opción correcta era la D.

    ResponderEliminar
  2. En honor a la verdad, yo tambien habria dicho la B, supongo que teñido por mi (escasa) formacion.

    En otro orden de cosas, me podrias enviar al correo electronico una copia del examen del curso pasado?? El del periodico. Es una cuestion de fetichismo, por el simple gusto de tnerlo y ojearlo de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:37 p. m.

    Me pregunto si no podrían mejorar los cerdos 'genéticamente' (seleccionar los mas sanos y gordos, nada de ciencia), no van a sobrevivir los pobres de la isla a base de taro(me suena a 'crispis'.....

    ResponderEliminar
  4. La selección de los cerdos lleva demasiado tiempo, mientras que el cultivo de taro sólo emplea el de una cosecha. Los indígenas acabaron eliminando los cerdos: eligieron los crispis ;-)

    Respecto al examen del periódico, David, mándame un mail y a vuelta de correo lo tienes en tu buzón.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea