Por un mundo sin DRM

Hace unos días, el presidente de Apple, en una carta abierta –se puede leer en Faq-mac.com en castellano–, abogaba por la supresión de los DRM. ¿Y qué? Dirán ustedes. Pues mucho... Apple fue premiada hace unos años por la industria musical por su tecnología fair play, que es una solución de DRM gracias a la cual logró convencer a las discográficas para distribuir sus canciones a través de la tienda iTunes. Tienda que a día de hoy es la más exitosa de cuántas existen en el mercado.
¿Qué ha pasado para que el presidente de Apple haya cambiado de opinión? Básicamente dos cosas:
  1. El DRM no tiene éxito (sólo el 3% de la música que hay en los iPod está protegida por DRM.
  2. La presión de algunos países europeos para que Apple abra su tecnología a terceros y así su música (la que vende a través de iTunes) pueda ser reproducida por productos de otros fabricantes.
Aunque la segunda creo que es la más decisiva. Si se lee detenidamente la carta, Jobs dice que licenciar su DRM es lo mismo que hacerlo tan vulnerable que deje de ser operativo. Y, si deja de ser operativo, incumplirían el contrato de distribución de las grandes compañías del mundo de la música. Por tanto, sería absurdo hacer ésto. Sin embargo, la supresión de los DRM permitiría la reproducción de cualquier canción en cualquier tipo de reproductor.
Supongo que los de la SGAE pondrán el grito en el cielo y pedirán un mayor canon, pero hay en las palabras de Jobs un comentario que debería hacerles pensar:
En 2006, más de 2.000 millones de canciones protegidas con DRM fueron vendidas por tiendas en línea en todo el mundo, mientras que 20.000 millones de canciones fueron vendidas sin DRM y totalmente desprotegidas en CDs por esas mismas compañías. Las discográficas venden la mayoría de su música sin proteger y parece que no tienen ninguna intención de cambiar ese comportamiento,ya que la mayoría de sus beneficios dependen de vender CDs que deben ser reproducidos en reproductores incapaces de entender los sistemas DRM.

¿Con qué derecho piden que se nos cobre un canon cuando la propia industria favorece la piratería al no establecer medidas de seguridad en sus CD? Me parece que cuando alguien haga esa pregunta en el lugar adecuado, acabaremos con el auténtico atraco que se empeñan en hacernos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista