China y la responsabilidad histórica

No me he podido contener al leer esto en una noticia de El País, leído a través de Ambientum.com:
China está que arde

(Internacional)
El año 2006 fue el más caliente en China desde 1951. La mayor parte del país ha experimentado, durante este medio siglo, un incremento continuo de las temperaturas, según aseguran los meteorólogos. Hasta tal punto que los termómetros de Pekín han alcanzado este invierno cotas desconocidas. Los lagos de la capital se fundieron en enero, cuando suelen permanecer congelados hasta marzo, algo que los expertos han atribuido al cambio climático. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) prevé que China supere a Estados Unidos en 2009 como primer emisor de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global. Pero el Gobierno chino argumenta que para luchar contra esta amenaza necesita la cooperación tecnológica internacional, y que, en cualquier caso, la principal responsabilidad, la responsabilidad histórica por las emisiones asociadas a la industrialización, corresponde a los países más desarrollados.


He puesto en cursiva una parte del texto, que es la que me ha levantado las carnes (en sentido metafórico, se entiende). Evidentemente, a China no le falta razón. Los responsables de la situación somos nosotros y nuiestros procesos de industrialización. Es más, detrás de la industrialización china hay también muchos capitales occidentales. Así que ya tenemos un elemento más del nudo gordiano que es la situación económicoambiental actual. ¿Hasta que punto podemos exigir a otros países que renuncien a la emisión de gases cuando nosotros nos lo hemos planteado (y no todos) cuando ya habíamos estropeado el clima? Pero, por otro lado, ¿puede permitirse el Planeta una China con las emisiones per cápita de Estados Unidos?

Comentarios

  1. Anónimo2:30 p. m.

    Lo siento pero no me queda más remedio que dar la razón a China, … a su pesar. Claro que ahora tiene el derecho a emitir lo mismo que nosotros y multiplicado por 1.300 millones de habitantes. Y además es un avance imparable. Y por supuesto tienen todo el derecho a comprar todo el petróleo del mundo y que por “su culpa” el precio se dispare.
    Y lo digo sin segunda intención. Tienen todo el derecho del mundo. Si los países ricos, con EEUU a la cabeza como siempre no hemos sido capaces de cumplir ninguno de los acuerdos internacionales ahora que estamos arriba, no somos nadie para decirle a un país emergente: no Ud. siga siendo pobre que yo tengo que seguir siendo rico.
    Sólo espero que China y la India sean capaces de predecir el final de esta escalada de derroche y contaminación y empiecen a utilizar energías alternativas. Estoy seguro que eso le supondría un crecimiento continuado y sostenible a largo plazo que les convertiría en la primera potencia tecno-ecológica del mundo.

    ResponderEliminar
  2. Claro que China tiene razón. Pero sigue siendo relevante la segunda pregunta que hago: ¿Puede permitirse el mundo una China emitiendo y consumiendo basura al nivel de los Estados Unidos? No, no puede. Hay que exigirle a China que no haga, pero también hay que exigirle a los países desarrollados que liberen "espacio ambiental" para que crezcan los demás.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea