De Juana y el cálculo electoral

He leído en diversos lugares durante estos días la teoría de que el alivio de la pena del terrorista De Juana (hasta hace poco en huelga de hambre) podría tratarse de una jugada que vendría seguida de un nuevo comunicado de alto el fuego de ETA. Y que, de esta forma, el Gobierno se aseguraría una cierta ventaja electoral.
Sin embargo, esos planteamientos adolecen de un par de fallos profundos, a saber: consideran que los españoles somos poco menos que imbéciles y que nos vamos a conformar con un simple comunicado de alto el fuego por parte de los terroristas que han demostrado suficientemente su falta de compromiso con la obtención de la paz; por otro lado le conceden al Gobierno una omniscencia de la que hasta ahora no han dado muestras (antes al contrario).
Los costes electorales de este caso serán profundos y tendrán una continuidad en el tiempo desde el momento en el que presos de todas las cárceles se sitúen en huelga de hambre. En la medida que el ejemplo cunda el sistema será incapaz de atender a todos ellos en los hospitales (claro que llevar una huelga de hambre hasta el final es complicado).
Sinceramente, creo que el Gobierno se ha equivocado. Sólo lo entendería en un caso: que ETA se comprometa públicamente a entregar las armas. Ese es el tipo de comunicado que podría hacer dar la vuelta a la tortilla: una foto de granadas, pistolas y demás entregadas a la policía o a algún observador internacional, mientras tanto no entenderé el porqué. Ya sé que son cosas del Estado de Derecho, pero ese mismo estado de derecho pidió una pena excesiva a todas luces por dos artículos de opinión. No puede ser que juguemos con las leyes según nos vaya yendo la partida.

Comentarios

  1. Anónimo11:50 a. m.

    En varios momentos durante los últimos treinta años los gobiernos democráticos han errado (con desigual gravedad) en determinadas acciones de la política antiterrorista. La estruendosa novedad reside ahora en la actitud de la oposición, que ha armado una extraordinaria movilización en torno a este asunto (uno más de los desdichados que podemos anotar), con el riesgo añadido de resucitar y darle visibilidad a la caverna. El envenenamiento del clima político chorrea hacia abajo y nos pone al borde de una fractura social. Ya veremos.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente tienes razón, pero el Gobierno debía haber previsto esta reacción y haber calculado los costes de su decisión. Insisto, sólo la entiendo si es que esperan una foto como la que he descrito. Si no es así, han pecado de inocentes. (Y lo dice otro... inocente)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:02 a. m.

    El riesgo de fractura se percibe desde hace, por lo menos, tres años. No es un efecto del asunto de Juana. Más bien, éste nos sirve como termómetro de la crispación y nos revela hasta dónde puede llegar la manipulación ante una decisión, por controvertida que sea, del gobierno. A lo largo de la historia de la democracia ha habido numerosos episodios de aplicación de beneficios penitenciarios a terroristas que hubiesen merecido una movilización como la que ahora se prepara. ¿Por què ahora? Después de la gran movilización unitaria contra el terrorismo de los años 90 (M.A. Blanco, gesto por la paz, etc.) la tentación de usar ese capital y esa sensibilidad contra la actuación del gobierno en el espinoso asunto del terrorismo y de la política penitenciaria, ha sido demasiado fuerte. A medio y largo plazo (más allá de las elecciones de mayo) no les arriendo la ganancia.

    ResponderEliminar
  4. La respuesta al por qué ahora, es sencilla. La oposición ha decidido que todo vale (incluso la irresponsabilidad) co tal de desgastar a un gobierno al que no consideran legítimo (ellos debían haber ganado las elecciones). No pretendo disculparlos, no tienen perdón. Pero por eso mismo, el Gobierno debía contemplar que estaba poniendo en manos del PP una baza demasiado jugosa como para dejarla pasar (una vez que ya han saltado todas las barreras que dicta el sentido común). Si tienes un vecino violento, no mandas al niño a que llame a su casa a la hora de la siesta.

    ResponderEliminar
  5. Marcelina10:24 a. m.

    Hola, tngo 25 años y la verdad me cae pesado ya el tema de Juana.....Sí es importante, pero se le ha dado mucho bombo, para usarlo....Pero qué hay de la subida de los tipos de interés...., no suben los sueldos, la vivienda, la corrupción, etc. A veces me da la sensación q esto es una desviación política de otras cosas. No sé si de Juana está libre o simplemente retenido en una carcel del País Vasco.....pero yo creo q no se trata de aplicar a de Juana otras leyes, debe ser un preso más y seguir la ley en esos casos. Es una situación complicada, pero es verdad q si soltamos presos si se ponen en huelga de hambre (vamos como si yo mato al vecino y me pongo en huelga de hambre y me sueltan) pero creo q el tema es más complicado q todo eso. Y q no precisamente está suelto......si no el hospital y supongo bajo vigilancia policial. Hay q tener cuidado con lo q dicen, porque los politicos manipulan la información a su favor, y hace tiempo no es cosa de ahora (aunq ahora es más palpable) q no son gente preparada (hablo cobre todo de la oposicion) pues siempre hablan desde su punto de vista y del todo vale. Y es como si cdo nosotros gobernamos tienen q seguirnos a pies puntillas, pero si perdemos cogemos una pataleta y ni te dejamos gobernar. Y eso no sólo ha pasado a nivel Nacional, sino tb a nivel de C.C.A.A. si se supiera todo lo q pasa.......

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista