Huella ecológica y renta per cápita

¿Hasta que punto el desarrollo de los países ricos está mermando las posibilidades de crecimiento de los pobres? ¿Existe una relación directa entre la renta per cápita y el deterioro ecológico?
Fuente: Le Monde Diplomatique

Evidentemente, el lector de esta página ya conoce mis respuestas. Así que no me extenderé demasiado en los planteamientos y expondré un par de figuras que me parecen enormemente esclarecedoras. La primera es una representación del mundo visto desde la perspectiva de su riqueza, de forma que los países más ricos tienen un mayor grosor y los pobres se ven adelgazados. La segunda es la huella ecológica que presentan los distintos países. Como se puede ver, existe una amplia correlación entre ambas imágenes.
Fuente: Unión Europea, 2005
Si que me extenderé en las conclusiones que a mi me parecen obvias. La primera es que una pequeña parte de la humanidad ha llegado a unas elevadas cotas de desarrollo económico a costa de los recursos del conjunto del planeta, y ha alcanzado tal nivel de consumo de materia que constriñe las posibilidades de la parte más pobre de la humanidad. La segunda es que si queremos que esa parte de la humanidad alcance nuestras cotas de nivel de vida según el sistema económico actual nosotros tendremos que renunciar a una parte de nuestro actual consumo y/o tendremos que hacer crecer nuestra eficiencia ecológica (ecoeficiencia) a unos niveles mucho mayores que los actuales. No hay ninguna otra forma de lograrlo. Y si el lector tiene dudas, le invito a que responda a este cuestionario que calcula la huella ecológica individual y la extrapola al conjunto de la humanidad.

Según esa web, mi actual nivel de consumo elevado al conjunto de los habitantes de la Tierra, necesitaría de 1,25 planetas. Claro, que también hay otra posibilidad: que descienda la población humana.

Comentarios

  1. Anónimo11:46 a. m.

    ¿Será el futuro una especie de "la fuga de Logan" en el que para mantener la habitabilidad del mundo, a todos los mayores de 30 años se les eliminaba? ¿O bien será un "1984" poblado de guerras para conseguir el mismo fin? ¿Seremos capaces de autocontrolarnos antes de llegar a esos sistemas?
    A unas malas, prefiero el primer sistema: unos años en que se vive muy bien y después al paraíso. Lo prefiero a vivir completamente vigilado y no saber ni porqué se empiezan las guerras. ¿A qué me sonará esto?
    Qué premonitorio fue Orwell.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, si hay que elegir entre esos dos, parece preferible el primero, aunque como ya he pasado de los 30, me da mucho por saco esa solución. Desde un punto de vista meramente egoista, creo que seremos capaces de llegar a una solución intermedia. Auque no me cabe duda de que nos costará mucho sufrimiento antes de lograrlo.
    Otra opción, como me señalaba un amigo el otro día al ver la Frontera de Posibilidades de Producción de la Humanidad: hay otros planetas.
    Así que, ya sabes, queda otra opción extrema, la de llegar a un planeta nuevo, arrasarlo y seguir expandiéndonos por el universo, en cuyo caso estaríamos ante las bases para que algún día se produzca lo que escribió Asimov para su trilogía de La Fundación.

    ResponderEliminar
  3. Una solucion intermedia...guerras entre mayores de 50. xD

    Por cierto, yo necesitaria 1,6 planetas.

    En relacion a vivir en otros planetas, hay una serie de 3 documentales de la BBC en la que se estudia esa posibilidad. Si quereis verlos, os los puedo dejar via emule ;-) Se llaman Planeta Extremo:
    - Cap. 1: sobrevivir en el cosmos
    - Cap. 2: vida en el espacio
    - Cap. 3: el fin de la galaxia.

    ResponderEliminar
  4. La buscaré por esos mundos de dios... Por cierto, tus fotos son fantásticas. Enhorabuena.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea