Last FM

Hace meses me apunté a Last.fm. Estaba en inglés y no me enteré bien de lo que decía, así que no le hice demasiado caso. Hasta que hace unos días comencé a ver que este servicio comenzaba a ser recomendado en un montón de páginas web y bitácoras. Así que esta mañana he vuelto a entrar y, por fin, me he dado cuenta de lo que es y de cómo funciona (gracias a que ahora se puede visualizar en español).
En todos estos meses, cada vez que yo reproducía una canción en mi ordenador estando conectado a Internet, se mandaba la referencia de la canción a Last.fm, componiéndose, de esta forma un completo mapa de mis gustos musicales. Con esta lista de autores y canciones, el servicio genera una emisora de radio, que puede ser compartida (desde hoy está en la cabecera del blog) con el resto del mundo y te permite saber quienes escuchan cosas similares a ti.
Es, en esencia, una herramienta de creación y gestión de redes sociales cuyo vínculo principal es la música.

Comentarios

  1. La verdad que tu abanico musical e mas amplio y variopinto de lo que me imaginaba.
    Voy a ver sile dedico un rato y creo mi propia radio. :-)

    ResponderEliminar
  2. Como comprobarás es bastante sencillo hacerlo. Respecto a la variedad creo que no es sino una manifestación más de mi carácter caótico...
    Será cosa de la genética.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea