El tercer chimpancé


Cuando estaba a medias de la lectura de Colapso, ya me había hecho de la obra Armas, gérmenes y acero, que había sido reimpresa merced al éxito editorial de aquélla. Era todo cuanto me interesaba leer de Jared Diamond (Armas, gérmenes y acero llevaba largo tiempo buscándola y estuve años con la petición realizada en mi librería de cabecera sin ser atendida). Pero, de pronto, vi este libro en una estantería y me llamó la atención primero el título, luego el autor. Y, cuando vi la fecha de publicación, 1992, no lo pensé más y lo compré. Incluso, lo antepuse al esperado Armas, ya que esta escrito antes. Y no me he equivocado.
En este libro, Diamond, esboza muchas de las ideas que luego dieron lugar a Armas y Colapso. Con la brillantez divulgadora que le caracteriza, hace un repaso de aquellas características que nos hacen ser humanos, buceando en precursores dentro del reino animal. Habla de nuestra fisiología, de nuestro comportamiento sexual, calificado por él de extraño, del lenguaje, de la agricultura, del arte, de la tecnología, de nuestra relación con el medio ambiente y de nuestra facilidad para el holocausto, en todo tiempo y lugar. Al final del libro se ha añadido un apéndice escrito recientemente que actualiza algunos de los comentarios contenidos en el libro, a través del cual Diamond se reafirma en sus planteamientos. El libro no defrauda y aunque sólo fuera por los capítulos que dedica a la sexualidad humana ya merecería la pena su lectura.
Si uno lo piensa bien, el autor se ha dedicado a responder a las típicas preguntas del dónde venimos y el adonde vamos desde la perspectiva científica, sin excluir algunas interesantes conjeturas, y muchos datos de las más diversas disciplinas científicas.
Calificación: 8,5 sobre 10.
PD: esta semana he encargado un cuarto texto de este autor: ¿Por qué es divertido el sexo?

Comentarios

  1. Creo que me haré con el libro...la tematica (o por lo menos el titulo) me ha llamado la atencion ;-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea