¿Somos o no somos culpables?

La preciosa boda del otro día va camino de desembocar en un acontecimiento mediático mundial. Resulta que uno de los comensales de aquella noche era José Antonio Martínez Soler, que tiene un Blog por aquí cerca y en el que ha vertido sus opiniones sobre el cambio climático.
De entrada, se le nota molesto con ellas, de ahí la larga introducción a modo de excusa, que os invito a leer en el original. Luego, continúa con este texto, que os adjunto por si no tenéis ganas de leer demasiado:
Acabo de recibir en mi despacho una carta, algo simplona, firmada por Coca-Cola y WWF/ADENA que, entre otras cosas, dice lo siguiente:

----

Estimado José Antonio:
La temperatura de la Tierra ha aumentado más de 0,6º C durante el último siglo. ¿Lo sabías?

No hay dudas, el Cambio Climático es un hecho científicamente demostrado y lo vemos por sus efectos. Hay pruebas de que parte significativa del calentamiento global es atribuible a actividades humanas y sus consecuencias son graves. Pero nosotros podemos frenarlo, ¡Seamos optimistas!

(…)

¡Juntos podemos frenar el Cambio Climático!
Firmado: Coca-Cola y WWF
---
Esta carta acompañaba a una alfombrilla para el ratón del ordenador con una foto muy enternecedora de dos pingüinos dándose el pico y el eslogan de su campaña:

¡JUNTOS PODEMOS FRENAR EL CAMBIO CLIMÁTICO!
Y estas direcciones de páginas web: www.antartida2041.es y www.conocecocacola.com

--

Pues bien, creo que gran parte del contenido de la carta es, sencillamente, mentira.

1.- Ni juntos ni separados podemos frenar el Cambio Climático.

2.- No hay pruebas científicas de que el calentamiento global pueda atribuirse a actividades humanas.

Entonces, ¿cómo hemos podido llegar hasta aquí?

¿Cómo ha sido posible convencer a medio mundo de algo tan falso como que el hombre (¡la arrogante hormiguita humana!) puede alterar los ciclos que determinan el calentamiento o el enfriamiento de la Tierra?
Creo que vale la pena enriquecer nuestros conocimientos en esta materia, sin miedo a que nos lleven a la hoguera, como la hizo la Santa Inquisición con Giordano Bruno y casi hace con Galileo, por mucho menos de lo que vamos a discutir aquí en los próximos días.

(Continuará…)


Como él preveía se ha desatado la pasión en los comentarios, en los que se puede ver una muestra de las opiniones a favor y en contra, o a favor de una parte y en contra de otra. La cosa es que me he sentido aludido, puesto que es una parte de lo que se habló aquella noche, pero faltaba la otra orilla del razonamiento. Así que ésta ha sido mi respuesta en sus comentarios:
:-) Vaya fregao en el que te has metido.

Ayer no tuve oportunidad de conectarme y eso hace que mi respuesta extemporánea esté precedida por comentarios que ejemplifican el amplio abanico de "posturas" al respecto.

Partamos de algo en lo que creo que no hay discusión: el cambio climático existe y ha estado funcionando antes, durante y lo estará después de que se haya extinguido el último ser humano.

Es más, el cambio climático es uno de los motores de la evolución de las especies. Por tanto, no se puede luchar contra el cambio climático, lo que se puede es reducir (mitigar) nuestra influencia sobre el mismo.

Lo que está en cuestión, corrijo, lo que pones en cuestión, es si el actual proceso de calentamiento global está relacionado con la actividad humana (o lo que es lo mismo, si existe correlación entre nuestras emisiones de gases de efecto invernadero y el calentamiento). Y en este aspecto, la evidencia empírica es claramente apabullante. Hay años de bibliografía que corroboran esto y algunos comentaristas han señalado algunas fuentes en las que mirar.

También hay científicos que lo ponen en duda. La línea más clara es la que vincula el cambio climático con los ciclos solares, minimizando lainfluencia del CO2.

Sin embargo, según parece, hay una mayoría de la comunidad científica que se alinea con la tesis del calentamiento global acelerado por la acción humana. Evidentemente, pueden estar todos equivocados, evidentemente podemos estar ante un paradigma que se autoalimente y que se defiende de las interpretaciones contrarias. Pero los paradigmas logran convertirse en paradigmas cuando no hay una explicación mejor. Hasta que Einstein enunció la teoría de la relatividad, el paradigma Newtoniano era el que prevalecía. La relatividad explicaba mejor la realidad, ergo, acabó convertida en el nuevo paradigma.

Por otro lado, tambiñen es cierto que no conocemos el funcionamiento exacto de la climatología, aunque hay modelos predictivos que se ajustan bastante bien a la realidad. Estos modelos solo se acercan a los rangos de temperaturas actuales cuando se introducen variables antrópicas. Esto, de por si, nos debería hacer pensar, ¿no te parece?

Respecto a lo de Bush y la Coca Cola, ¿qué quieres que te diga?

El uno va de despedida y quiere mejorar su imagen para la historia, no quiere ser recordado como el hombre que no hizo nada por luchar contra una amenaza global. Aunque, me temo, ya no tiene nada que hacer: se le recordará como el tipo que estuvo a punto de atragantarse con una galletita y metió a su país en el fregado de Irak con pruebas (¿pruebas?) falsas. Y la Coca-Cola quiere mantener su imagen guay, como todas las empresas del mundo, ¿a qué si no esta fiebre por la Responsabilidad Social Corporativa? Sinceramente, me parece que no es un argumento sólido, ni siquiera es un argumento.

PD: Quedo a la espera de la intervención de la otra debatiente en la Mesa de Los Escullos.

Comentarios

  1. Anónimo12:44 a. m.

    A ver el Cambio Climático es un hecho, y el hombre a pesar de que es una hormiga está afectando al mismo. Digamos, que la superpoblación, la creciente necesidad energética, etc a contribuido enormemente a la degradación del planeta. Sobre todo a la deesertificación, debido al mal uso del suelo...Es un tema complicado, que requiere esfuerzos conjuntos que dudo mucho que cocacola haga, ni cocacola ni nadie. Porque creo q todos seguiremos con nuestras vidas y solo de vez en cuando debetiremos que mal va el mundo, y volveremos a sumergirnos en la vorágine de nuestras vidas. Ya que qué nos importa que las generaciones futuras no disfruten de diversidad?? qué más da si se extingue una especie más???.....Cdo se acaben los peces del mar, cdo se acabe el suelo donde cultivar, cdo se extingan los animales que comer....solo entonces el hombre se dará cuenta de que el dinero no se come....(no es exactamente asi, pero viene a decir eso)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:49 a. m.

    Por cierto, es evidente que no conocemos bien el clima global, somos muy torpe en eso. Pero puede que no suene muy científico, pero hay algo q el hombre tiene q aprender y no ha aprendido aun....todo todo y absolutamente todo está conectado y el planeta es un todo. Lo que hagas en un sitio, afectará a cualquier otro y por consecuencia a ti. Solo dejo esa reflexión, porque creo q aun pensamos q da igual q contaminemos, que da igual q acabemos con el pescado, etc da igual!. Tarde o temprano sufrimos las consecuencias..... aunq suene un poco profeta...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea