Los países pobres no se involucran, ¿o sí?

Nuevamente recurro a The Economist, y otra vez en un artículo curioso. En el artículo se referencia un informe del HSBC en el que se vienen abajo algunas de las presunciones que solemos tener a la hora de hablar sobre la forma en la que los países enfrentan el problema del cambio climático en función de su riqueza. Así, solemos pensar que los países pobres no se preocupan por este problema por dos razones básicas: la primera es que el proceso de calentamiento acelerado no es culpa suya, y la segunda es que sus prioridades suelen estar en otros ámbitos: salud, educación, pobreza, hambre...
Sin embargo, este informe, siempre según The economist, deja claro que las poblaciones de los países pobres consideran el cambio climático de forma más prioritaria que los habitantes de los países ricos y, desde el punto de vista de las metidas de mitigación, los ricos se muestran paralizados por el pesimismo, mientras que en los países pobres se alcanzan elevadas cotas de optimismo con respecto a las posibilidades de parar o revertir las consecuencias.
¿Será que los pobres se preocupan más porque son los que van a perder más? ¿Será que un pesimista es un optimista bien informado?

Comentarios

  1. Anónimo2:35 a. m.

    porquería de blog y fanático en ristre.

    este articulo de Jawarowski demuestra que todo lo que dice este tipo es diarrea científica:

    http://www.larouchepub.com/eiw/public/2007/2007_10-19/2007-11/pdf/38_711_science.pdf

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu rápida valoración, querido anónimo cántabro.
    Dos cositas rápidas: lo que dice un científico es diarrea científica, lo que dice otro, no. ¿Y tú me acusas de fanático?
    No me ha dado tiempo aún a leer completo el artículo que me referencias, sin duda lo haré. Pero me suena que se refiere a errores en las mediciones del CO2 y el artículo que yo menciono habla de temperaturas. Pone en relación las temperaturas medias y la actividad solar y concluye que las tendencias de ambas magnitudes son contrarias. Por lo que no pueden usarse la segunda para explicar las primeras.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea