Vacaciones

Ayer, a las 15:00 horas oficialmente comenzaron mis vacaciones de verano. Antes de empezar tuve que presentar nuestro Boletín de Coyuntura Trimestral, con las peores noticias para la economía almeriense desde 2001. Y es que, por primera vez en mucho tiempo, tenemos claro que nuestro proceso de convergencia continuo con la media nacional se va a romper.
El problema básico es el cambio de patrón en el crecimiento. El parón de la construcción no sólo tiene un efecto directo sobre el volumen de nuestro PIB, sino que genera un pernicioso círculo vicioso en el mercado de trabajo. Al ser un sector de relativo bajo valor añadido genera mucho empleo cuando va bien, pero también mucho desempleo cuando no va bien. Y este es el caso.
Hoy por hoy, la construcción destruye más empleo del que son capaces de asumir el resto de sectores. Y, para nuestra desgracia, el otro gran consumidor de empleo que es el turismo está viviendo una de sus peores épocas en la provincia.
La agricultura vuelve a ser nuestro salvavidas económico nuevamente. A ella y sus ramas de industria y servicios auxiliares (ISA) nos encomendamos...

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea