Acuerdo en Bali

Durante estas dos últimas semanas se ha estado celebrando en Bali una cumbre internacional sobre el cambio climático y las medidas que los países deben llevar a cabo una vez que el Protocolo de Kioto llegue a su fin (de tiempo, que no de consecución de objetivos).
El acuerdo, muy frágil y en la cuerda floja hasta el último segundo, supone la incorporación al nuevo tratado de Estados Unidos y un tímido compromiso de los países en vías de desarrollo, encabezados por China e India de realizar recortes voluntarios en las emisiones.
Aún hay que negociar y firmar el que será Kioto II, pero ayer se dio un primer paso importante en el buen camino.
Precisamente hoy dejaba un comentario en una bitácora amiga en la que decía que cualquier solución para nuestro medio ambiente pasa por una acción global. Cualquier otra cosa será como poner paños calientes para curar una pulmonía.
Por cierto, del artículo de El País que he enlazado, me gusta especialmente este párrafo:
Ban Ki-moon, interrumpió la reunión: "Pueden elegir el camino del compromiso o el de la traición al planeta. Ninguna delegación puede tener todo lo que quiere. Nadie deja esta sala completamente satisfecho".

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista