La soledad del ángel de la guarda

Literatura atropellada. Frases cortas, cortantes. "La soledad es un gato histérico que se afila las uñas en tu corazón". Un estilo ideal para reflejar la soledad en medio de un mar de gentes, para describir el miedo continuo de un escolta que se mueve en una sociedad enferma como es la vasca.
La novela de Raúl Guerra no se contará entre mis favoritas, no me ha enganchado hasta apenas al final. Pero tiene grandes verdades encerradas en esas frases disparadas a bocajarro.
Un hombre se vuelve loco poco a poco, a base de soledad y de desconfiar en todos, mientras pasea cada día por una ciudad enemiga a un viejo profesor amenazado de forma difusa. Se persiguen las ideas, y a la persona que las defiende, por más que sea una persona apenas visible, jubilada y que se mantiene en pié a base de honestidad.
En un año quiere ahorrar el dinero suficiente como para empezar una nueva vida, con una improbable novia en algún lugar del Sur. Para ello tiene que sobrevivir haciéndose invisible en un ambiente que le señala como distinto.
Es corta, pero intensa, sobre todo en las páginas finales, en las que se desencadena un final de todo menos imprevisto.
Mi valoración: 6,5 sobre 10.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea