Pesca sostenible


En un artículo de Science (acceso con suscripción), me he tropezado con un curioso artículo relativo a la pesca y la relación entre el máximo de explotación sostenible (MSY) y el máximo beneficio (MEY) (actualizados a un momento del tiempo).
La teoría asume que en condiciones normales, la actuación de los explotadores terminará por hacer disminuir el stock de biomasa (el número de peces vivos) llegando en los extremos a poner en entredicho la supervivencia de la especie pescada.
Sin embargo, estos autores demuestran (eso dicen) que a la larga en casi todos los casos el óptimo económico se encuentra a unos niveles de biomasa muy superiores a los correspondientes al nivel sostenible, por lo que no debería producirse el colapso de la pesquería.
En teoría este planteamiento es muy razonable, sobre todo en un entorno de tipos de interés no demasiado altos, pero se enfrenta a la cruda realidad, ya que precisamente es la pesquería del atún (estudian varios casos) una de las más afectadas por la sobre pesca y, concretamente, el atún rojo comienza a evidenciar un descenso de su población. ¿Qué pasa entonces?
Posiblemente la explicación no esté en el análisis de los ingresos y los costes marginales de un explotador, sino en la naturaleza de bienes de libre acceso o comunes de las pesquerías y las dificultades intrínsecas de control. En ambientes así es sencillo que se produzca la sobre explotación como, evidentemente, ocurre.

PD: Qué lástima que la Facultad de Experimentales de la Universidad de Almería se haya cargado la asignatura de Economía de los Recursos Naturales (que tenía un imortante número de matriculados). En fin...

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea