Volver con la frente "ma'anchita"

Pues si, vuelvo. Durante las pasadas semanas no he tenido tiempo ni de mirarme al espejo y, claro, cuando he vuelto a mirarme me he dado cuenta de que la frente se me ha ensanchado pero también de que llevaba un montón de días si poner nada ni en este ni en mi bitácora diaria (ya casi ni pienso en términos de blog).
Ya se acerca la fecha de mi incorporación a un nuevo puesto de trabajo y he estado muy liado con los cierres de asuntos abiertos. Supongo que no podré irme con la conciencia totalmente tranquila (suele ocurrir cuando las organizaciones están vivas, no se producen interrupciones). De hecho, creo que actualmente soy algo así como el presidente de los Estados Unidos en su último año de mandato, poco más que un adorno más o menos atractivo.
Espero que la nueva vida que emprendo me permita dedicar unos minutos a escribir en esta, vuestra casa.

Comentarios

  1. Animo y suerte¡¡¡...aunk creo k no la necesitas..no?:).
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Soltando amarras... de La Línea