Astur, de Isabel San Sebastián

Huma vive toda su existencia intentando descifrar la profecía que le legó su madre en el lecho de muerte. Heredera de la tradición matriarcal astur, debe contemplar cómo todo su mundo se viene abajo a causa de la religión cristiana y de una incipiente reconquista. También contemplará cómo los que eran enemigos se convierten en aliados para enfrentarse a los ejércitos musulmanes que amenazan con conquistar todo el territorio.
Se supone que ésta es la precuela de La Visigoda, en la que se cuenta la historia se Alana, la hija de Huma y que al parecer fue un gran éxito.
La novela es muy entretenida, aunque en ciertos momentos se hace un poco pesada, sobre todo cuando la autora quiere mostrarnos toda su sapiencia sobre el originario reino cristiano y sobre los tiempos en los que los ejércitos de Al Andalus se enseñoreaban de casi toda la península.
En cierto sentido, encuentro un enorme paralelismo entre esta historia y la de El Clan del Oso Cavernario. Una mujer en medio de una cultura que sucumbe, y que al mismo tiempo sirve de puente entre el viejo mundo y el nuevo.
También, como aquella novela, termina pareciéndose demasiado a un folletín, o a una de esas novelitas de amor en las que la protagonista sobrevive de milagro a un montón de penalidades para finalmente encontrar el verdadero amor. Y, también, como en aquella ocasión, me borro de seguir el relato, pues no me aporta nada literariamente, aunque sí bastante sobre cómo debía ser la vida en aquella complicada época. No obstante, como lectura de vacaciones resulta entretenida.
Mi puntuación sobre 10: 6,0

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea