Con el hielo, estamos jugando con fuego

Sendos estudios (la verdad es que tienen la pinta de ser uno solo) hablan en estos días de la supuesta subida del nivel del mar si el hielo antártico occidental se derritiera. En ambos casos se hace referencia a que el aumento seguramente sería superior a lo actualmente calculado, al no tenerse en cuenta en el cálculo actual el efecto de la gravedad y el cambio que se produciría en el eje gravitacional de la Tierra. La lectura de las informaciones (1 y 2) produce miedo, aunque ya se guardan muy mucho de afirmar que eso es lo que va a pasar, ya que su planteamiento de inicio es calcular el aumento real del nivel del mar si (SI) se produjera el deshielo.
Otra cuestión a la que se hace referencia es a los efectos secundarios de este hipotético aumento del nivel marino: salinización de acuiferos, aumento de la erosión marina, incremento de los efectos begativos de las tormentas, etc.
Lo dicho en el título: estamos jugando con fuego. Y lo que he mantenido en otras entradas de esta bitácora: debemos ser prudentes (y poner en marcha el tan criticado Principio de Prudencia –que, lo mismo, después de los excesos financieros puede llegar a tener un poco de mejor prensa–).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Trump: Bienvenidos a la era autista

¿El plagio del rector de la URJC es solo bajeza moral o es consecuencia del sistema?

De animales a dioses (sapiens), de Yuval Noah Harari