La mano de Fátima, de Ildefonso Falcones


Hace un tiempo ya leí de Falcones su primera novela: La Catedral del Mar, ambientada en la Barcelona medieval. En esta ocasión nos lleva al reinado de Felipe II y luego de su hijo, para narrarnos la vida de un cristiano nuevo, adornado de unos ojos azules que le delatan como hijo de cristiano (viejo).
En esencia, la novela es como un folletín del siglo XVIII. No le falta de nada, guerra, pasión, odios familiares, secretos, desgracias (muchas desgracias) y coincidencias milagrosas (demasiadas). Como en la ocasión anterior, el conocimiento de Falcones sobre las condiciones de vida de las ciudades es amplio y sorprendente, pero, por desgracia, en esta ocasión no es suficiente.
Es cierto que la lectura entretiene, y que en cierta forma te engancha. Pero el problema es que no llega a la altura del libro anterior y que, en algunos momentos, la trama es tan rocambolesca que se hace increíble. Posiblemente el error haya sido alargar tanto el relato, demasiadas cosas, y demasiado cogidas por los pelos. Lo del Evangelio de San Bernabé, por ejemplo, es del todo artificial y, además, falso en la forma que se describe.
Así que, le doy un 6,0 sobre 10 y sólo lo recomiendo como lectura de verano.

Comentarios

  1. Anónimo1:33 p. m.

    No lo puedo creer. Ambientada en España siglo XVI y no hay ni una sola mencion al pueblo judio. Es como si la expulsion de los no-cristianos hubiera sido solo para los arabes. Peor aun. la novela te hace creer que en España de esos tiempos no hubo ni un solo judio.
    Grosero olvido de este autor. Hace a esta novela poco creible

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:43 p. m.

    Pues es una novela, no necesariamente tiene que ser completamente apegada a la realidad, ya la catedral del mar tuvo bastante de judios, ahora tocaba a musulmanes

    ResponderEliminar
  3. andavelo7:47 p. m.

    Sobre el comentario anterior, tengo que decirte que los judíos fueron expulsados de España por los reyes Católicos en 1492, S.XV y los moriscos en el S. XVII.La historia de la novela esta basada en sucesos históricos reales y esta muy bien documentada, no hay pueblo que nombre que no haya existido. El relato del paso por un tablon de un monje, habiendo un precipicio es real y esta escrito por autores antiguos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Trump: Bienvenidos a la era autista

¿El plagio del rector de la URJC es solo bajeza moral o es consecuencia del sistema?

De animales a dioses (sapiens), de Yuval Noah Harari