Pura anarquía, de Woody Allen

Woody Allen en estado puro: una colección de narraciones breves, entre el surrealismo y el absurdo, la mayoría de ellas muy aburridas. Pero también muy Allenianas, y ese es el problema. De la misma manera que todas las películas de Woody Allen se parecen entre sí, estos relatos se parecen unos a otros y a las comedias del director.
Algunos son realmente simpáticos, pero al tercero ya le coges el truco y sabes cómo va a terminar a los pocos párrafos. De esta forma, la anarquía termina por no ser tal, ya que es fácil encontrar el orden en este supuesto desorden.
Como lectura veraniega o para una convalecencia corta no está mal, te arranca la sonrisa de vez en cuando. En mi caso que estamos de obras en la casa me ha gustado especialmente "El sol no sale para todos", en el que un apocado protagonista ve su vida arruinada por una mala inversión inmobiliaria (¡Espera! Como en "Esta casa es una ruina".
En fin, relativamente divertido, pero tampoco nada del otro mundo. Si eres fan de Allen, te encantará. Si eres, simplemente, un aficionado a la lectura, entonces te pasará como a mí.
Calificación: No más de 7 sobre 10.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Trump: Bienvenidos a la era autista

¿El plagio del rector de la URJC es solo bajeza moral o es consecuencia del sistema?

De animales a dioses (sapiens), de Yuval Noah Harari