El frío modifica la trayectoria de los peces, de Pierre Szalowski

Un niño descubre al mismo tiempo que Santa Claus no existe y que sus padres han decidido separarse. Ante sus ruegos, el cielo le manda una tormenta de hielo que sume a todo el país en un caos y que termina por cambiar la vida muchos de sus vecinos. En el fondo, de lo que se trata es de lo de siempre: el amor. La historia está narrada por un niño de 11 años, que se siente responsable de lo que sucede con el clima, y que observa como se van transformando las vidas de los demás: sus padres que ya no se reconocen uno a otro, una pareja homosexual que no se atreve a salir del armario, un padre amargado con un hijo rebelde, una bailarina "exótica" y un doctorando ruso que se pasa el día observando la trayectoria de sus peces. La cadena de acontecimientos que el hielo desata no sólo les cambia la vida, sino que les convierte en los mejores amigos.
El autor mantiene el interés a través de capítulos cortos, de mucho ritmo y cambiando de unos a otros protagonistas cada pocas páginas. El relato resulta entretenido, aunque hacia el final comienza a ser obvio que el tono almibarado ha secuestrado todo lo demás. Obviamente, el final es feliz, casi de película (como bien dice el propio protagonista). Se lee fácil y, aunque el final resulta demasiado convencional, el conjunto deja un regusto agradable en el paladar. Tanto es así que voy a recomendárselo a mi hijo, que de un tiempo a esta parte no lee nada que no sea cómic.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sociedades Comparadas, de Jared Diamond

¿El plagio del rector de la URJC es solo bajeza moral o es consecuencia del sistema?

Trump: Bienvenidos a la era autista