Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

La economía de Almería para Leroy Merlin

Dado que he prometido a los asistentes a la conferencia que colgaría en Internet la presentación de la que hablaba el otro día, procedo a dar cuenta aquí de la misma. Como verán aparecen al principio los dos gráficos sobre demografía de los que hablaba hace unos días. Espero que resulte interesante:


Almería para Leroy Merlin 2010View more presentations from David Ucles.

Oración al periodista

Periodista nuestro que estás en los cielos
y lees este blog,
te ruego por tu madre pecadora
que cuando aquí hagas mención,
no dejes de avisarme, por favor.

Tú que tienes mi numero,
incluso mi correo,
no veo haya problema
en avisarme antes al menos.

Periodista que estás en los cielos,
no lo eches al olvido,
que casi nada te he negado
y siempre he colaboré contigo.

Que sepas, querido amigo,
que lo que aquí dejo escrito
no es siempre para otros medios,
ni pensado para mayorías,
así un aviso a tiempo
siempre será bienvenido.

Amén
(Aviso a navegantes)

Un siglo de demografía en dos gráficos

Imagen
A veces le piden a uno ejercicios muy complicados. En esta ocasión se trata de ilustrar a un grupo de trabajadores de una empresa comercial, de origen francés, con establecimiento en la provincia, sobre la economía de Almería y cómo ha llegado ésta a su actual nivel.
Una de las cuestiones más interesantes que hay en la socioeconomía provincial es el cambio radical que se ha producido en su demografía a lo largo del tramo final del siglo XX y la primera década del XXI. Esto que uno suele contar con grandes dosis de entusiasmo debía transformarlo en un mensaje claro y sencillo para un grupo de personas muy heterogéneo y al que se le supone un nivel no demasiado alto de conocimientos sobre estas cuestiones.
Así que pensé en un gráfico que ya utilicé en su día en un curso de verano, aunque ya tenía datos para cerrar la primera década del XXI. El resultado ha sido impresionante hasta para mi. Pero vayamos por partes. En un primer gráfico que condensa la evolución comparada de los habitante…

¿Quién soy yo?

¿Quién soy yo? Vaya pregunta para hacerse un viernes por la noche a eso de las 12:30. No tiene fácil respuesta y no sé si tendrá interés para alguien más que para mi. La versión breve es que soy la suma de mis días. La larga: soy un cuarentón calvo que se hace preguntas estúpidas y que pierde el tiempo respondiéndose a pesar del sueño, cuando podría acabar en un momento tecleando su nombre en Google.
Vaya por dios, se me ocurre otra pregunta, ¿soy como el hombre que soñaba cuando era niño? Es evidente que no estoy estudiando leones en el Serengueti, y que no me he sumergido en las aguas del Ártico con Cousteau para grabar a las ballenas jorobadas. Pero en el sueño, aquel niño era feliz, porque hacía algo que le gustaba. Aquel sueño comenzó a truncarse cuando en lugar de Biología en Sevilla se vio abocado a estudiar Empresariales en Almería. Podría haber sido un punto de inflexión en la vida de aquel joven impulsivo que solo quería ser biólogo. Pero no lo fue, porque descubrió un nuev…

La irresistible emergencia de los emergentes

Imagen
Perdonen la redundancia del título. Era casi tan irresistible como la potencia creciente de los países antesdeayer en vías de desarrollo y hoy protagonistas de un crecimiento sin paragón. Dentro del conjunto de países emergentes hay un grupo especialmente interesantes, los denominados BRIC (que, además del juego de palabras, encierra las iniciales de Brasil, Rusia, India y China).

Todos ellos etán saliendo fortalecidos de esta crisis, antes de la cual ya habían comenzado a destacar. De hecho, la mayor parte de los avances contra la pobreza en el mundo tienen su referencia allí (veánse los Objetivos de Desarrollo del Milenio –¿alguien se acuerda?–). Sus logros son evidentes y dan para mucho en los titulares de prensa. Hace unos meses China superaba a Alemania como primera economía exportadora del mundo. Hace unos días nos sorprendía que, con datos del segundo trimestre de 2010, se había convertido en la segunda economía del mundo, superando esta vez a Japón. Y hoy, Brasil se posiciona …

Finanzas y medio ambiente

Imagen
Los que me siguen en Twitter o FaceBook ya deben haberse dado cuenta que llevo unos días trabajando en un documento sobre mercados financieros y medio ambiente. Se trata de un pequeño librito, que formará parte de la Colección Finanzas Éticas del Área de Responsabilidad Social Corporativa de Cajamar. Acabo de terminar la introducción y, como es mi costumbre, someto a discusión popular el resultado. El público objetivo es la variopinta plantilla de la entidad, en la que se mezclan diversidad de niveles formativos y conocimientos sobre economía (si bien es cierto que, en este último aspecto, mejor que en el conjunto de la población).
El planeta se vuelve dinero
el dinero se vuelve número
el número se come al tiempo
el tiempo se come al hombre
Entre la piedra y la flor
Octavio Paz
En estos versos condensa el poeta la relación entre el planeta, la naturaleza y el dinero (el mundo de la economía y de las finanzas). En buena medida, este documento va a tratar de explicar las relaciones que exist…

España: ¿deflación o corralito?

Imagen
Esta mañana me he encontrado sendos artículos en la prensa salmón con diagnósticos de la economía española algo diferentes. El primero corresponde a Josep Oliver, en el que plantea que, ante las dudas generadas por la debilidad del crecimiento en el mundo (ya no solo en EE.UU. y Europa, puesto que la economía china parece que también se ha ralentizado), y el riesgo de estallido de la burbuja especulativa china en torno al mercado resicencial (¿por qué será el de la vivienda un mercado tan proclive a las burbujas?), el panorama más probable al que nos enfrentamos es el de deflación, lo que ya le sucedió a Japón en la década pasada. El mismo EE.UU., España, Reino Unido, Irlanda o Dinamarca serían los principales protagonistas debido a sus elevados volúmenes de deuda (tanto pública como privada) que deberían ser devueltos en un escenario de precios de los activos cayendo y con bajo crecimiento. Oliver no lo dice, pero un crisis al estilo de la japonesa supondría algunos años de bajo o nu…

Wave acaba en el rompeolas de las tecnologías muertas

Imagen
La semana pasada, Google anunció el cierre de Wave, una herramienta colaborativa en la que se mezclaban conceptos venidos de las redes sociales. Su llegada al mundo fue ejemplar y con marca de la casa. Para estar en Wave había que ser invitado. Así que se convirtió en un oscuro objeto de deseo. Si no te invita Google a su Wave es que no eres nadie en el mundo vitrual, lo cual puede ser demoledor para tu prestigio entre los que te siguen en Twitter o FaceBook. Sin considerar que logras una legión de publicadores de tu producto absolutamente devota incluso antes de que comience a funcionar.
Llegó el ansiado momento y las invitaciones a Wave se multiplicaron, sobre todo a través del nuevo canal de las redes sociales. Y, tal como vino, la magia se deshizo rápidamente. Los problemas para el usuario normal, el que consume videos, comentarios de los amigos y fotos no encontraba ninguna utilidad en el invento, ya que no estaba claro qué era exactamente Wave –esto me recuerda a aquello que dec…

Rey lobo, de Juan Eslava Galán

Imagen
Rey Lobo es una historia épica, y una novela histórica. Pero también es en ocasiones una herramienta de lucimiento del autor, que nos inunda con datos de todas las civilizaciones entre Iberia y el imperio persa aqueménida en tiempos de Artajerjes. Zumel, un joven guerreo íbero parte con su patrón a combatir como mercenario en el ejército púnico. Tras 20 años de luchas ininterrumpidas, y tras la desaparición de todos sus compañeros, decide cambiar de vida volviendo a su pueblo. Sin embargo, por más que se empeña, no puede ser pastor. Su alma de guerrero y sus propios vecinos no le van a dejar en paz. Cuando finalmente su verdadera naturaleza sale a la luz, no le queda más remedio que cumplir con una vieja venganza, que le llevará a recorrer todo el Mediterráneo y a recorrer parte del imperio persa hasta llegar a la capital de Artajerjes, Susa. Con respecto a la narración, en ocasiones la he notado falta de ritmo, lo que hace que haya varios altibajos a lo largo del relato. La primera part…

Confianza y recortes fiscales

A pesar de las incertidumbres que se vislumbran en la economía española, podemos considerar al menos dos certidumbres. La primera es que el Gobierno ha pasado de una política keinesiana de expansión de la demanda agregada a través del gasto público, a otra más neoclásica de búsqueda del equilibrio fiscal, buscando la aquiescencia de los mercados financieros internacionales. La segunda es que estas medidas de recorte tendrán en el PIB, a corto plazo, un reflejo negativo. Al menos así es como piensan la mayor parte de los analistas, entre los que me incluyo.
La duda es, por tanto, si una vez descontados estos efectos, la economía será capaz de buscar una senda de crecimiento por si sola y si la confianza de los mercados se mantendrá para permitir la financiación necesaria. La sola disciplina fiscal no es argumento suficiente para el mercado, sobre todo en momentos como el actual, en el que las sobrerreacciones se han convertido en norma, más que en excepción. Hace unos días Barclays seg…

Todos somos Bob Esponja

Imagen
Es lo que tiene esto de ser padre. En cuanto que los niños aprenden a manejar el mando a distancia (lo cual sucede cada vez antes), pierdes el poder de decisión sobre lo que se proyecta en la pantalla cuando ellos están presentes. Con la irrupción de la TDT la cosa ha ido a peor, ya que si no es en Disney Chanel, es en Clan: siempre hay dibujos animados. Y a la hora de Bob Esponja es imposible ver otra cosa. Para los que no han experimentado aún la maravillosa experiencia de ser padres, diré que el argumento de la serie es sencillo. En algún lugar de Fondo de Bikini vive Bob, que trabaja en la hamburguesería del señor Cangrejo y habita en una casa hecha con una piña. Para terminar de comprender el argumento, tal vez haya que decir que Bob Esponja es idiota, y no lo parece demasiado porque su amigo Patricio (una estrella de mar) es casi más estúpido que él.
Así que ahí estoy yo, enganchado con mis niños viendo las aventuras surrealistas de una esponja con pantalones de peto y descubrie…

Echando cuentas

Hoy ha llegado a casa el primer pago de Google por mi espacio de adwords, la friolera y escandalosa cifra de 70 euros. Un capitalazo en el que sólo he invertido 732 entradas, 5 años casi justos y he tenido más de 62.000 páginas vistas (casi 50.000 visitantes). El resultado es obvio, a no ser que uno sea profesional de la escritura, o se escriba de un tema muy especializado, las bitácoras no son rentables. Hay que acumular millones de visitas, lo cual no es fácil: hay que tener un tema que genere interés, hay que alimentar el blog con bastante asiduidad y hay que convencer a los visitantes para que cliquen en uno de los anuncios.
Un problema de verdad para alguien como yo, que soy un inconstante, tengo intereses muy variados y me da vergüenza eso de pedirle a la gente por favor, por favor, por favor darle al botón, que es mejor pedir que robaaaar...
Posiblemente, esté aquí la razón por la que la denominada blogosfera ha estado perdiendo tráfico y seguidores en los últimos años. Mucha d…

Cuerpos divinos, de Guillermo Cabrera Infante

Imagen
¿Puede el lenguaje escrito llegar a ser musical? Cabrera Infante demuestra en ésta, su obra póstuma y casi una biografía, no sólo que es posible, sino que él es un verdadero maestro del ritmo literario.
En una Habana a punto de ver caer a Batista, el protagonista –él mismo–, crítico de cine en la Revista Carteles y asiduo a las tertulias culturales de la ciudad, recorre las calles de la misma y los brazos de algunas mujeres con cuerpos divinos, mientras a su alrededor la política va "engolfando" la vida de todos.
En esta novela, el paso del tiempo se mide en términos de las mujeres que pasan por el corazón y la cama del protagonista. Así, conocemos a Hemingway porque una corista estadounidense habla de él, lo que da pie a la enésima digresión en la que se cuentan los encuentros con el autor de El viejo y el mar.
Al ritmo de los altibajos eróticos del protagonista, los diferentes movimientos de oposición van avanzando, aunque en la ciudad y en los medios locales apenas se tie…