Always thinking different, Steve

Es noticia en todo el mundo. Ha muerto Steve Jobs, el patrón de Apple, el mago de la tecnología, el visionario que no creía en estudios de mercado, el hombre que pensó que se podría trascender a través de unos objetos de uso cotidiano. Tenía razón, a tenor de las muestras de dolor en las diferentes web relacionadas con Apple a lo largo y ancho del ciberespacio.
Yo me tropecé con mi primer mac en 1990 y, desde entonces, no he podido trabajar a gusto con nada que no tuviera una manzana en el corazón. Mi relación con la tecnología no la puedo entender sin un mac de por medio; no me considero un fanboy, pero si un usuario exigente que se encuentra bastante satisfecho con sus adquisiciones a la empresa de Cupertino.
Pensando en un homenaje póstumo, había pensado en traer a la portada el artículo que escribí en agosto, cuando dejó el timón de la empresa. Pero, luego, pensándolo más detenidamente, me acordé de la mejor campaña publicitaria de la historia de la marca, en mi modesta opinión: Think Different. Algo que este hombre ha sabido hacer como nadie. Descansa en paz, Steve.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sociedades Comparadas, de Jared Diamond

Infraestructuras políticamente incorrectas

El principio del fin de la globalización