Comparaciones odiosas

Hago un intermedio en la actualización de los materiales para el curso de Experto en Dirección y Administración de Empresas de la UAL para mostrar dos gráficos que, por separado son interesantes pero que, juntos son espectaculares (y muy dolorosos).
Dicen que las comparaciones son odiosas, pero en el ámbito de la economía son el aliño de la ensalada, empeñados como estamos los economistas en las medidas relativas. Así, si miramos el primero de los gráficos, nos daremos cuenta de que nuestro perfil cíclico no es demasiado distinto del europeo, y esto es así desde hace muchos años. Es más, hasta hace dos años, el comportamiento español era mejor en las fases expansivas y, en la primera etapa de la crisis, caímos menos que el conjunto de nuestros socios. ¿Sorprendente, verdad? Incluso es posible que alguno de mis lectors no de crédito a sus ojos. Lo cierto es que la capacidad de recuperación de España ha sido claramente menor y la nueva recaída nos ha pegado bastante fuerte.

Fuente: INE, Banco de España (1T2012) y EuroStat
El segundo gráfico es igual de sorprendente, aunque más por el ejercicio de verlo junto al anterior, más que por lo novedoso de lo que muestra. Nuestro ajuste económico es tremendamente más traumático en términos de empleo que en el conjunto de Europa. Sabemos que tiene mucho que ver con la estructura productiva y con las diferencias de productividad, pero no deja de ser tremebundo y descorazonador...

Fuente: Eurostat

Se puede explicar mejor, pero una vez más las imágenes son más poderosas que las palabras...

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen análisis gráfico David.
    Estaba claro que la digestión de 8 años con crecimientos interanuales de PIB superiores a la media europea iba a ser pesada. Lo realmente preocupante es la dramática evolución relativa del desempleo en España.
    De momento, para el ejercicio 2012 las previsiones de PIB nos siguen azotando (-0,3% Ue vs -1,3% España) pero asusta más no saber la fórmula para recuperar la senda de crecimiento con esta tasa de paro (menos ingresos fiscales, más subsidios por desempleos), los antiguos sectores motores del crecimiento muy mermados y ausencia casi total de gasto público (de hecho, con recortes que drenan inversión).
    En fin, espero que con tus vastos conocimientos nos puedas apuntar algún ingrediente de la fórmula mágica que necesitamos.
    Un abrazo,
    J d L

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea