Y sin embargo se mueve

Merece la pena echar un vistazo a la estupenda página web del Observatorio ABACO, en el que podemos encontrar algunos datos realmente sorprendentes. Si tenemos en cuenta que el crecimiento de España en los últimos años ha estado sustentado en la construcción, la conclusión intuitiva es que nuestro sistema productivo no se ha especializado en sectores intensivos en conocimiento.
A pesar de la posibilidad que los cálculos encierren algo de gato (no he mirado la metodología, por lo tanto no lo puedo afirmar), incluso en ese caso, el mantenimiento del criterio de cálculo nos lleva a la sorprendente conclusión de que esto no ha sido así. A pesar de la construcción, la economía española ha alcanzado niveles de aportación del conocimiento al PIB superiores al 50% (de hecho ahora estamos en el 55%).

¿A que cuesta creerlo? A lo mejor, si empezamos a creer un poco más en nuestras posibilidades, tal vez seamos capaces de pinchar la burbuja de pesimismo en la que ahora nos encontramos enfangados. Necesitamos hacerlo para volver a crecer..
Fuente: http://www.observatorioabaco.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sociedades Comparadas, de Jared Diamond

¿El plagio del rector de la URJC es solo bajeza moral o es consecuencia del sistema?

El principio del fin de la globalización