Lo digital no es negocio (y menos la música) #ironía

Que se lo digan a Apple. Se está a punto de cumplir 10 años de la puesta en funcionamiento de la tienda de música que acompañaba al iPod de segunda generación (28 de abril de 2003). Inicialmente sólo estaba disponible para ordenadores Mac (por entonces una pequeña minoría) y en el ámbito de Estados Unidos. La gran virtud del invento es que permitía comprar cada canción de forma individual, a un precio ajustado (0,99 $) y con un procedimiento rápido y sencillo. El éxito fue brutal.
En la primera semana ya se vendieron más de 1 millón de canciones. Y antes de acabar el año 2013 la cifra superaba los 15 millones. Para celebrarlo, la tienda online ha preparado una pequeña presentación en la que se marcan los principales hitos de la misma. Y como uno es de natural curioso, al leerla se le ha ocurrido la siguiente pregunta: teniendo en cuenta la aparición de ofertas alternativas y potentes desde entonces y habiendo surgido también la opción del streaming (Spotify y similares), ¿habrá perdido fuerza la tienda?

La sorpresa ha sido mayúscula. Tabulando las fechas y cantidades de ventas alcanzadas, el gráfico resultante es el de abajo (nada diferente de lo que cabía esperar), dado que con el tiempo se ha ido ampliando el número de mercados en los que estaba la tienda y, por definición, cada hito es superior al anterior.


Pero, lo que no esperaba es que, incluso en los últimos años, el ritmo de ventas se hubiera seguido acelerando tan intensamente por el aumento de la competencia y la existencia de alternativas sin precio. Para calcularlo de manera sencilla he dividido los incrementos de ventas entre cada hito por el número de días transcurridos. Y ésta es el sorprendente resultado: ¡diez años después, sigue siendo una exponencial!


ACTUALIZACIÓN: LAS UNIDADES DEL SEGUNDO GRÁFICO SON MILLONES DE CANCIONES POR DÍA

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sociedades Comparadas, de Jared Diamond

El principio del fin de la globalización

¿El plagio del rector de la URJC es solo bajeza moral o es consecuencia del sistema?