Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

¿Y si China se desploma?

Durante unos días del pasado mes de junio cundió el pánico en torno al sistema bancario chino, luego comenzaron a llegar noticias poco esperanzadoras sobre la marcha de la actividad (bueno, siguieron llegando, pero ahora se les prestaba más atención) y, finalmente, conocíamos que las exportaciones e importaciones del gigante estaban cayendo en junio.Todo parece indicar que China se está parando. La fábrica del mundo ya no es capaz de seguir aumentando sus cifras y la historia del cambio de modelo hacia uno de crecimiento endógeno, basado en el consumo nacional, no parece que funcione, entre otras cosas por la elevada propensión al ahorro de los ciudadanos chinos... ¿Y si China cae? Esa es la pregunta que mucha gente ha comenzado a hacerse. Hace unos años, si me hubiera puesto a pensarlo, hubiera dicho que, en el fondo no es más que una consecuencia lógica del enfriamiento de la economía internacional (aunque los indicadores de EEUU y los adelantados de la UE parecen mejorar –con permis…

Alimentos y turismo

Elaborado en Huelva para El Economista... Hace muchos años, cuando uno era más joven y se ganaba la vida haciendo de consultor,  aprendió una lección muy importante de manos de un especialista catalán sobre turismo. Esta actividad, tan vital para Andalucía, no vende camas de hotel, lo que vende es experiencias, vivencias, recuerdos. Ésta es la verdadera exportación, unos recuerdos que viajan empotrados en los cerebros de los turistas, y en sus cámaras fotográficas. Cuando concibes de esa forma el sector, como un generador de experiencias, los puntos de vista se transforman. Ves que los hoteles son importantes, pero también te queda claro que no son lo único. Que para "fabricar" una experiencia agradable son necesarios unos entornos urbano y natural de calidad, que expliquen al visitante las cualidades de nuestros paisajes. Hace falta también que el contacto con los residentes sea fluido, que las actividades ofertadas incorporen valor al recuerdo, que las expectativas del viaje…