Holocausto Manhattan, de Bruno Nievas

Segunda novela de este autor almeriense. Salta del género de la ciencia ficción al género de misterio, que es en el que podemos insertar esta historia. Como ocurría en la primera novela, el ritmo es vertiginoso y la narración te atrapa, con lo mejor de los best sellers americanos a los que esta novela les puede hablar de tú a tú. La trama transcurre en dos momentos diferentes: en un campo de exterminio nazi durante la II Guerra Mundial y en Nueva York en los días previos a la conmemoración del ataque a las Torres Gemelas. Terrorismo e historia se dan la mano y los saltos en el tiempo hacen que el ritmo sea endiablado.
Se nota, asimismo, un amplio trabajo de documentación en torno a la vida en esos campos. La atrocidad del ser humano es sorprendente y el relato de algunas de las barbaridades que allí se cometían deberían ser motivo de estudio en los centros de enseñanza de todo el mundo, con el fin de evitar su repetición.
Hasta aquí lo bueno. Hay, sin embargo, dos cuestiones que se me hacen un poco cuesta arriba en el libro, y que paso a enumerar:
1. La repetición de la expresión "llevas razón" y de todas sus variables. El uso de esta muletilla, puesta en boca de todos los personajes y del propio narrador, a mi me resultó insufrible (y ya pasaba en "Realidad Aumentada". Obviamente, puede ser una manía personal, no lo niego, pero me parece que usar las mismas muletillas en todos los personajes los hace menos reales.
2. (Atención SPOILER) Resulta cuanto menos sorprendente que dos grandes policías como son dos de los protagonistas ni siquiera sospechasen de las actividades ilícitas de su padre. Por muy bueno que fuera con ellos, los más seguro es que en algún momento el nombre del padre tendría que salir a relucir en algún caso. (Fin del SPOILER).

Actualización: acabo de descubrir el Booktrailer. Y está muy chulo:


Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea