Comienza un nuevo curso

Acabo de acudir a mi primera clase del curso. Otra vez (y ya he perdido la cuenta) me toca inaugurar el campus a las 8:00 de la mañana. Otra vez me toca madrugar un poquillo de lunes a miércoles. Otra vez tengo ante mi a un grupo de jóvenes de alrededor de 20 años, en su último año de carrera a los que la economía se la trae al fresco.
Me imagino que se preguntan qué puñetas hacen dando clase de economía, por eso mi primera clase la dedico siempre a comentar la importancia de esta discilina para unos estudiantes que en unos pocos meses serán profesionales y que, seguro, se enfrentarán a miles de decisiones de índole económica.
Este curso, además, me he propuesto profundizar en la formación de pensamiento crítico, para empezar les he dicho que no se crean todo lo que diga: ¿me harán caso?

Comentarios

  1. Si te hicieran caso no te creerian no, y si lo que dices es que no crean nada pues entonces no te haran caso no??? ahhhhhh me estoy volviendo loco

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea