La concentración bancaria española en perspectiva

Los que tenemos algo de memoria pensábamos que tras la oleada de concentraciones en la banca española de los 80 nos quedaba poco por ver en esta materia. Sin embargo, lo sucedido desde el estallido de la crisis ha sido un movimiento aún más intenso y de efectos más devastadores sobre la diversidad de entidades que aquel que ya nos pareció brutal.
Pero esta mañana he visto un gráfico en la prensa salmón que me ha puesto los pelos de punta y sobre el que he estado trabajando esta tarde para poder mostrar la información de forma más resumida. La verdad que sin explicación, mi gráfico no es demasiado evidente, pero cuando uno tiene todos los códigos para su explicación se da cuenta de la verdadera dimensión del fenómeno en un solo vistazo.
El gráfico expresa el grado de concentración de activos bancarios de varios países, expresado en la cuota de los cinco bancos más grandes de varios Estados y de la Eurozona entre 2008 y 2013. En el eje de abscisas (X) se representa la cuota de los 5 grandes en 2013, y en ordenadas (Y) se expresa el punto de partida inicial en 2008. El tamaño de las esferas representa la variación en puntos porcentuales entre los dos momentos, siendo los rojos variaciones positivas y los blancos variaciones negativas.
La referencia es la Eurozona. Todos los países en rojo son aquellos en los que ha aumentado la concentración. Como puede verse la más grande es la de España, por lo que el nuestro ha sido en el que más se ha concentrado la banca en los últimos años. Por otro lado, cuanto más a la derecha, mayor concentración en 2013. Y otra vez España es el país que tiene un mayor porcentaje en manos de los 5 primeros aunque partía de una situación inferior a Franca, Irlanda y la propia Zona Euro.

Concentración bancaria en la eurozona en el período 2008-2009

Y lo "gracioso" es que esta información complementaba un artículo sobre la posible oleada de fusiones que nos espera a la vuelta del verano... Y qué quieren que les diga, por un lado entiendo que la dimensión en la banca minorista, un negocio con márgenes muy estrechos, es una ventaja estratégica y casi que una necesidad. Pero como consumidor, no puedo dejar de preguntarme si no nos estaremos encaminando hacia un mercado bancario similar al de la electricidad y un escenario así me produce escalofríos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sociedades Comparadas, de Jared Diamond

¿El plagio del rector de la URJC es solo bajeza moral o es consecuencia del sistema?

Trump: Bienvenidos a la era autista