Las últimas previsiones sobre la economía española

Desde hace años voy siguiendo el panel de previsiones sobre la economía española que publica FUNCAS. Como soy un curioso sin remedio, y me encanta lo de hacer grafiquillos, con dichos datos he representado lo que vendría a ser la evolución del consenso (la media aritmética de las predicciones) para ver cómo evolucionan estas con el tiempo. Y, como era de esperar, las propias previsiones se convierten en un indicador sobre la marcha de la economía española que, en la medida que va avanzando el año y las predicciones se hacen sobre datos sólidos, comienzan a confluir.

Evolución de las previsiones sobre la economía española. Fuente: Panel de previsiones de FUNCAS
Con los recientemente publicados datos de marzo de 2016 desaparece la información sobre 2015, se comienzan a tener datos de 2016 (y, por lo tanto, las previsiones ya cuentan con datos reales) y arrancan las previsiones sobre 2017.
Como se ve en el grafico, la primera previsión que se realizó sobre 2015 fue del 1,8 %, lo que implica una desviación de 1,4 puntos entre la predicción inicial y la final (que cuadra con los datos del INE). Resulta evidente que 2015 fue de menos a más y que, en determinado momento, el optimismo tiró también de la previsión de 2016. Sin embargo, en esta primera ocasión en la que ya hay datos de al menos dos meses del ejercicio, el consenso se mantiene estable (¿demasiada incertidumbre?). Además, el dato para 2017, apunta a un mayor enfriamiento. Dado que no tenemos información sobre los modelos en los que se basan las previsiones, no podemos avanzar mucho más que algo que resulta evidente: la tendencia que muestra la economía española es hacia el enfriamiento. De momento, no sería nada demasiado grave (aunque posiblemente dificultaría la obtención de los objetivos de déficit), aunque en virtud de la evolución de algunas variables exógenas como la marcha de las economías emergentes o la evolución del precio del petróleo, esta tendencia podría incluso agudizarse.
No se si vamos claramente a peor aunque, claramente, no vamos a mejor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea