De vuelta

Ya se ha acabado lo bueno (este año, lo regular) y esta mañana he vuelto a escuchar la radio al levantarme: un accidente de tren: exceso de velocidad: un puñado de muertos; Israel se pasa por el forro el acuerdo de alto el fuego en Líbano; el alcalde de Fines (Almería) dice que hace la vista gorda con las construcciones ilegales pues son de gente del pueblo para vivir y no para especular...
Da gusto comprobar como casi nada cambia por mucho que uno se haya quitado de enmedio: el mundo sigue apenas en el mismo punto en el que lo dejé (aunque con un montón de hectáreas de bosque menos en Galicia).

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea