Linux contra el calentamiento global


Vaya sorpresa me he llevado cuando he leído que el Banco de Nueva Zelanda ha reducido su huella ecológica usando la distribución RedHat en sus servidores. Y, obviamente, no sólo han reducido su consumo de recursos naturales y han mejorado su balance ecológico, sino que también han logrado ahorrar costes de forma importante.
Esto demuestra que se puede vivir más allá de Windows Server y que IBM ha optado por la estrategia acertada cuando optó por el software libre y los servicios de valor añadido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea