Una dimisión a tiempo


Hace algo menos de 11 años, dejé la universidad. Con todo el dolor de mi alma. Mi ritmo de viajes era incompatible con un horario estricto de clases. Además, mi mujer había aceptado un reto profesional que me exigía dedicar más tiempo a mis hijos (casi hice la primaria con el pequeño). La semana pasada me encontré el archivo de la carta de dimisión y, para mi sorpresa, mi actual versión de word aún era capaz de leerla.
En aquel momento estaba de vicerrector de profesorado en la UAL Manuel de la Fuente, que era y es un querido amigo, así que pensé que podría darle una nota de humor a mi carta de dimisión. Lo que yo no sabía es que él mismo también estaba pensando en dejar el vicerrectorado, con lo que mi "simpática" carta la leyó un vicerrector diferente.

La pego a continuación para que sirva de guía para aquellos que estén buscando un modelo de carta de dimisión (sí hay gente que busca esas cosas), y para confirmar que, efectivamente, sigo considerándome de la UAL, no en vano sigo llamándola mi universidad. Aunque, debo reconocerlo, solo me arrepiento de mi decisión cuando llegan las vacaciones; el resto de tiempo tengo claro que tomé la decisión correcta y que lo que he aprendido y lo que me he divertido en estos diez años (y lo que he sufrido) han merecido la pena. Mucho...


Ilmo. Sr. Vicerrector de Profesorado y Ordenación Académica
Manuel de la Fuente Arias
Universidad de Almería




Almería, 4 de septiembre de 2008

Querido Ilmo.:

Como ya te adelanté hace unos días, he tomado la decisión de abandonar los hábitos. Los hábitos de venir tres o cuatro días por semana a la Universidad, el de dar clases, y el de esperar que algún alumno se pase por la tutoría antes de la víspera del examen…

Mi situación personal y las dificultades crecientes para encajar los horarios son las motivaciones que me impulsan a tomar esta decisión que, por lo demás, es de las que más estoy seguro que me arrepentiré. Espero seguir vinculado a esta institución desde mi esfera profesional y, desde luego, seré para siempre “de la Universidad de Almería”.

Por todo ello, te ruego tengas a bien dar las instrucciones oportunas para que no sea renovado mi contrato de Profesor Asociado (se me ocurren algunos sinónimos irónicos que seguramente desentonarían con la seriedad del párrafo) a partir de próximo 20 de septiembre.

Sin otro particular, recibe un cordial saludo,





Fdo. David Uclés Aguilera
Dpto. Economía Aplicada

Comentarios

Entradas populares de este blog

De la madurez a una segunda juventud

Pequeño homenaje a Juan del Águila

Retos de la agricultura almeriense (notas para el #Agroateneo )