Entradas

Mapas y otros inventos políticos

Imagen
Creo que es Harari quien mantiene que la verdadera cualidad humana es la de inventar realidades inexistentes y luego matarse por ellas. Bueno, es posible que mi recuerdo esté algo alterado, al fin y a la postre también es muy humano eso de adecuar nuestros recuerdos a nuestras creencias.
Lo que realmente quiero señalar con este preámbulo es que todas nuestras instituciones políticas y gran parte de las económicas y jurídicas son simples inventos de nuestro intelecto. Las sociedades multinacionales no son seres mitológicos que tienen un enorme poder sobre gobiernos y naciones. En realidad ese poder (de existir) lo ejercen personas que son las que están al mando de las empresas y lo hacen sobre otras personas que están al mando del gobierno. En realidad, ni la empresa, ni el gobierno ni la nación son objetos reales. Todos son el fruto de un relato. Algunos, de un relato casi siempre épico, otros de un relato jurídico y otros, directamente, de una mentira bien defendida.

¿A que viene est…

Miedo, transgénicos y la manía de la domesticación

Imagen
Acabo de leer una noticia sobre la puesta a la venta en el mercado estadounidense del primer salmón transgénico del mundo. Tras muchos años de investigación y de un proceso administrativo que por fuerza y por seguridad debería ser y es extraordinariamente cauteloso, el nuevo pez llega al mercado.
Al margen de las cuestiones relacionadas con la seguridad de los ecosistemas (¿qué pasará si se escapan peces modificados y entran en contacto con ecosistemas naturales?), lo que estamos viendo es el modo 4.0 del tradicional proceso de mejora. Aunque no nos guste esta idea. Los humanos hemos creado especies completamente nuevas de animales y plantas que había en la naturaleza. Es lógico y es una consecuencia de nuestra propia evolución. Una vez descubierta una especie beneficiosa para los humanos (es decir, que podía alimentarnos, abrigarnos, ayudarnos o acompañarnos), procedíamos a ir seleccionando y replicando aquellas variaciones que fueran más útiles para nosotros: ovejas que dieran más la…

No son los cerdos, es la confianza

Imagen
Érase una vez, en un país de clima templado y variada orografía, unos cerdos seleccionados por generaciones de ganaderos, adaptados a la dehesa, en una simbiosis casi perfecta entre humanos, árboles y gorrinos. Dichos cerdos, alimentados como manda la tradición daban lugar a uno de los manjares más apreciados del planeta. Dentro y fuera del país, las gentes alababan su sabor, y en los mercados su precio estaba a la altura de un producto con baja producción (limitada por el clima y las bellotas, y por la extensión de la propia dehesa, así como por la lentitud del proceso de engorde), bajas productividades y una exclusividad casi natural. Sin embargo, la demanda apretaba y la tentación de acometer atajos era cada vez mayor. Se podían alimentar cerdos de ese tipo en cebaderos, logrando que ganaran peso antes, aunque entonces los jamones ya no salían con la misma calidad organoléptica. También se podía recurrir a la genética, obteniendo ejemplares híbridos con una mejor tasa de conversión.…

Comercio menor: ¿game over?

Imagen
La edad, además de achaques muy puñeteros, tiene la ventaja de aportarnos a los humanos un poco observadores un poco de perspectiva. Antes de explicar a qué viene esto, les invito a que efectúen un viaje en el tiempo conmigo. Vamos hasta los últimos años de la década de los noventa, justo antes de que estallara la burbuja, la de las punto com. En aquel momento Internet prometía ser el nuevo Far West, las empresas se lanzaban a montar empresas de la nueva economía, aquella en la que los beneficios no eran importantes, porque lo valioso eran los usuarios. Aún Google no nos había enseñado lo superfluo de los portales y la navegación no podía despegarse del hogar: los móviles inteligentes aún eran cosa del futuro.
Sin embargo, los beneficios no compensaban las enormes cantidades de capital invertido y aquella nueva economía terminó comportándose como la vieja de la destrucción creativa de Schumpeter: las acciones de aquellas compañías pioneras se desplomaron y muchas de ellas simplemente…

Soltando amarras... de La Línea

Imagen
Mi DNI informa que nací en Almería. Sin embargo, eso no es del todo cierto. Uno no es solo de donde le dan a luz, es de dónde se construye a sí mismo, es de dónde uno se siente Y yo, a medias porque quiero y a medias porque no lo puedo evitar, siempre me he sentido, además de almeriense, linense. De La Línea son mis amigos más antiguos, a La Línea pertenecen mi infancia y mi adolescencia. Allí me enamoré por primera vez, y allí lloré de desamor por primera vez. De La Línea surgió el David que vino a Almería y que ya poco cambió (bueno, físicamente muchísimo y para peor).
En esos recuerdos piojosos están marcados a fuego los domingos en el Pinar del Rey con mis primos Róber y Lorena, y sus padres: Juanini y Consuelo. En ese mismo lugar estuvo mi colegio, los Salesianos, con su santísima trinidad (Don Ramón, Don Emilio y Don Miguel). Y de ese colegio salieron mis amigos linenses, los que hasta hace apenas un año aún acudían todos los 25 de diciembre a casa de mis padres a celebrar mi c…

El comportamiento del crédito agroalimentario en España

Imagen
El crédito al sector agroalimentario ha sido más estable que en el conjunto de las actividades, reduciendo su participación en el total de las actividades productivas. Hasta que estalló la crisis, a partir de cuyo momento volvió a ganar protagonismo, adelantando al conjunto en el proceso de desendeudamiento y nuevo crecimiento del stock de crédito.

De los 604.822 millones de euros que existían en créditos a las actividades productivas en diciembre de 2016, apenas 39.034 habían sido concedidos al sector agroalimentario, formado por agricultura, ganadería, pesca y silvicultura y por la industria de los alimentos, bebidas y tabaco, es decir, un 6,5 %. El reparto entre las actividades primarias y las industriales es bastante simétrico, lo que resulta un tanto anti-intuitivo. El objetivo de las siguientes líneas es explicar cómo hemos alcanzado estas cifras y, sobre todo, cómo ha sido posible que el crédito al sector primario esté ya desde hace meses alcanzando tasas positivas de variación…

Homo Deus, de Yuval Noah Harari

Imagen
Nuevamente comentamos un trabajo de Harari. Tras el irresistible éxito de "De animales a dioses", el historiados israelí continúa su historia de la humanidad más o menos donde la dejó. La única salvedad es que en el anterior libro tenía la ventaja de jugar sobre terreno conocido. Los hechos históricos pueden ser más o menos controvertidos pero tienen la enorme ventaja de estar situados en el pasado.
El subtítulo de este libro ya deja bastante claro cual es su intención: se trata de una historia del futuro, la que aún no se ha escrito porque ni siquiera ha sucedido. Ahora bien, no es una sucesión de predicciones inconexas. Ya se encarga el autor de decirnos que sus elucubraciones pueden estar alejadas de la realidad aunque lo cierto es que, dado que las acompaña de datos contrastados, se convierten en jodidamente creíbles.
Yuval hace primero un pequeño resumen de las principales tendencias del se humano y marca el punto de partida del resto de la obra. A grandes rasgos, la a…