Me siento orgulloso

Pues sí, hoy tengo razones para sentirme muy orgulloso de trabajar en la Cámara de Comercio de Almería. El prólogo de este texto que se ha mandado a la edición almeriense del Diario El Mundo es la publicación sin firma en la sección Portus Magnus de una acusación de "complacencia" y "maquillaje de datos" del Servicio de Estudios que dirijo. Obviamente, me toca mucho los huevos esa afirmación cuándo he tenido que pelearme sistemáticamente con todos los sectores que se han sentido maltratados por nuestras informaciones, informaciones que luego se han visto corroboradas y cuándo, precisamente, el último gran avance de mi calva fue provocado por un econtronazo con el gremio de la construcción a cuenta de la "burbuja inmobiliaria". En fin, añado la carta que la Cámara envió al diario exigiendo una rectificación y me reservo el derecho de réplica, la cual ha de ser socarrona, claro.

Estimado señor o señora director o directora de la edición almeriense del diario El Mundo:
Leemos sorprendidos en la edición del viernes 2 de diciembre, la sección titulada Portus Magnus, y bajo el titular “La complaciente mirada de la Cámara”, en la que se acusa a nuestro Servicio de Estudios Económicos y, por extensión, a esta Cámara de Comercio de “maquillar unos datos para así no molestar a nadie”, ya que según se mantiene en la misma columna los datos por nosotros aportados indican una desaceleración. Sin entrar a valorar otros extremos más que discutibles de dicha columna de opinión, creemos que debemos hacerles notar algunos extremos:
  • Si echan mano de la hemeroteca (y no tienen que irse demasiado lejos en el tiempo) comprobarán que nuestro Servicio de Estudios puede ser cualquier cosa menos complaciente. Y, desde luego, ni mucho menos con la construcción.
  • Las encuestas de opinión son informaciones de carácter subjetivo que sirven para medir la temperatura de un sector, pero siempre teniendo en cuenta que las opiniones son mucho más volátiles que los datos objetivos. Además, en el texto completo del informe se dice que, aún habiéndose registrado un descenso en el tercer trimestre, éste sigue siendo el mejor tercer trimestre de la historia de la encuesta y las previsiones de los empresarios para el 4º período apuntan claramente a un alza en los niveles de actividad.
  • Entroncando con lo anterior, cualquier serie temporal es el resultado de cuatro componentes, a saber, ciclo, tendencia, estacionalidad y componente irregular. Si se extrae la señal de la serie (aunque ésta es aún muy corta) se ve claramente que la tendencia es alcista, incluso incorporando el dato del tercer trimestre.
  • Existen datos de carácter objetivo que señalan en la dirección de un mantenimiento de la actividad en fuertes ritmos, tales como que entre enero y junio de 2005 se hayan iniciado 1.000 viviendas más que en todo 2004 (año excepcional, como señalaron todos los analistas).
  • En cualquier caso, simplemente leyendo su propia información de la página A-14, titulada “La provincia continúa a la cabeza de España en préstamos hipotecarios”, publican argumentos contrarios a lo que defiende su columna de opinión.
En conclusión, pensamos que la no coincidencia de opiniones entre nuestro análisis y su línea editorial no es argumento para poner en solfa la profesionalidad del Servicio de Estudios y, por consiguiente, de la Cámara de Comercio, institución a la que pertenece cuyo objetivo no es, evidentemente, regalarle los oídos a nadie.
Esperamos, a modo de corrección de las insinuaciones vertidas en su medio, la publicación de la presente carta en la misma forma y lugar que el artículo de referencia, siendo lo procedente la sección de Cartas al director.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista