Las previsiones sobre el PIB siguen al alza

A pesar de que los vientos de cola que habían estado impulsando a la economía española en los últimos están amainando –bajos precios del petróleo, tipos de interés en mínimos y desvío del turismo internacional hacia nuestros destinos por cuestiones de seguridad– y que tanto el clima internacional como los problemas políticos internos no parecen demasiado halagüeños, lo cierto es que las previsiones que los gabinetes de análisis realizan sobre la economía española siguen una tendencia alcista.

Así, las previsiones de los centros de análisis económica a los que Funcas consulta para su Panel de previsiones bimestral, han vuelto a señalar una previsión promedio del 2,8 % después de haber remontado el bache que se produjo en las consultas de noviembre y enero pasados. Por si el lector no lo recuerda, fueron los meses en los que el conflicto catalán alcanzó sus cotas máximas, con la declaración de independencia y la entrada en vigor del 155. Parece que aquella situación produjo cierta incertidumbre sobre el desarrollo de la economía que se ha terminado difuminando a lo largo de los primeros meses del presente ejercicio. Será interesante ver cómo evoluciona la situación tras la constitución de un gobierno autonómico abiertamente independentista y cómo afecta esto a las previsiones primero y a la realidad después. Las expectativas sobre 2019 de momento se encuentran en plano, al igual que había pasado con el arranque de ejercicios precedentes. 2017 comenzó con un consenso del 2,3 % y terminó en el 3,1 %. De momento, las previsiones iniciales son del 2,4 % para el año que viene. Es posible que si el aumento de los resultados empresariales se comienza a filtrar hacia las rentas del trabajo, la demanda interna pueda empujar aun más el crecimiento.


La opinión de los organismos internacionales (junto con las del Gobierno y el Banco de España) señalan también una senda creciente tras el desinfle de final de año, que alcanza el 2,9 % para 2018 y el 2,4 % para 2019 –en este caso en el gráfico se representan las estimaciones de cada institución, sin recurrir a un promedio ya que no hay coincidencia temporal en la emisión de todas las previsiones–.


Por último, el reflejo en la tasa de paro no está siendo de la intensidad deseada. Aunque los panelistas de Funcas han señalado una mejora de las previsiones tras el "bache catalán", no ha pasado lo mismo con la tasa de paro, cuya estimación lleva ya 4 bimestres estancada en el 15,3 % para final de año (la actual es del 16,7 %). Para 2019 parece que hay algo más de optimismo, ya que dicha previsión sí que avanza en la buena dirección, recortando una décima a la anterior y quedando en el 13,6 %.



Comentarios

Entradas populares de este blog

La influencia religiosa en la nomenclatura agrocooperativa española

La estrategia del escorpión

No son los cerdos, es la confianza