Un deuda ecológica que no pagaremos

Leo en Science que unos investigadores han estimado en 47 trillones de dólares (supongo que el trillón USA equivale a nuestro billón) el valor del daño ecológico infringido al medio ambiente a causa de nuestras actividades entre 1961 y 2000. Pero lo más curioso del estudio es que evalúan que los países ricos les debemos a los pobres la cantidad de 3,2 trillones por el daño ecológico causado –esto si que es una deuda y no la histórica de Andalucía–.
El cálculo de estos valores se ha basado en las metodologías normalmente usadas, por lo que es de suponer su escasa veracidad, aunque no deja de ser un ejercicio relevante para hacernos una idea de lo que estamos dejando perder. Como ejemplo, en el mismo período de tiempo el PNB del mundo fue de 65 trillones. Es decir, que si tuviéramos en cuenta los costes de obtención de ese producto, el importe real sería mucho menor.
Asimismo, se ha realizado una distribución de esos costes entre tres grupos de naciones, creados a partir de los ingresos (altos, bajos y medios) de dichas naciones. Los principales generadores, con mucha diferencia fueron las naciones de ingresos altos y medios, de ahí que se pueda estimar la deuda ecológica contraída con ellos.

Comentarios

  1. La verdad es que resulta ser un dato cierto pero...

    ¿No es un ejercicio de cinismo el que USA se dedique a "pontificar" sobre el medio ambiente sin haberse adherido a Kioto en su momento?

    No me parece normal que luego se digan estas cosas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, una cosa es el gobierno de los USA y otra sus académicos, que no tienen por qué coincidir, como en cualquier otro lugar del mundo.
    Esto sería muy duro si viniera desde un informa del gobierno de Bush, pero estoy seguro que aunque lo hubieran hecho, no lo publicarían.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Trump: Bienvenidos a la era autista

¿El plagio del rector de la URJC es solo bajeza moral o es consecuencia del sistema?

Sociedades Comparadas, de Jared Diamond