Se busca mono

Para los que no me lean desde España, la empresa VolksWagen ha lanzado una campaña publicitaria de su nuevo Polo, protagonizada por un mono astronauta que roba el coche a un par de jóvenes. En anuncio de televisión es bastante divertido y tiene una secuela en la que los policías paran a un polo rojo en el que no va el mono, sino dos chicas. También en la radio se emiten anuncios en los que las autoridades tranquilizan a la población ante la amenaza del mono conduciendo el Polo (si condice naves espaciales, debe ser capaz de conducir un coche). Y hoy me he topado con una nueva pieza del rompecabezas publicitario: la página sebuscamono.com.

En la web están los anuncios que he comentado, pero, sobretodo, expanden el mensaje a través de noticias, comentarios de la gente, etc. Desde el punto de vista del marketing me da la impresión de que Internet es lo más parecido que tenemos a la interrelación directa con el público target de la campaña, lo que obligará a las agencias a contratar a personal capacitado y conocedor del nuevo y potente medio de comunicación, en el que la máxima de llamar la atención es vital, ante el panorama de millones y millones de páginas distintas.

Cosas como ésta ahondan en mi impresión de que los cambios que está introduciendo Internet en nuestras vidas, y que serán más profundos de lo que imaginamos al principio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

Trump: Bienvenidos a la era autista

Soltando amarras... de La Línea