La mentira del desarrollo sostenible

Finalmente me atrevo a llamar a las cosas por su nombre. ¡Aleluya!
El desarrollo sostenible no existe. ¡Aleluya!
Los políticos sólo adjetivan con una cualidad deseable el verdadero objetivo. ¡Aleluya!
La sociedad prefiere el desarrollo a la sostenibilidad. ¡Aleluya!
Nuestro consumo de materia y energía es un despilfarro. ¡Aleluya!
La verdadera fuente de crecimiento es la mejora de la eficiencia material y energética (no necesariamente económica). ¡Aleluya!
El mundo material alcanza a la economía. ¡Aleluya!
Los servicios serán los reyes del crecimiento a largo plazo. ¡Aleluya!
¡Optemos por la calidad de vida sostenida!
¡Cambiemos nuestro sistema de valores!
¡Concedamos espacio ecológico para el crecimiento de los pobres!
Malthus es el nuevo profeta. ¡Aleluya!

Amén.

Comentarios

  1. Anónimo9:06 p. m.

    Estoy completamente de acuerdo contigo. Soy cliente de ACCIONA INMOBILIARIA cuyo lema y publicidad es SOSTENIBILIDAD Y CRECIMIENTO. Yo compré una vivienda de ellos pensando que era cierto esto que proclamaban a los cuatro vientos. Pues TODOS LOS HOGARES DE SU PROMOCIÓN EN ALICANTE TENDRÁN QUE CONTRATAR 9.2KW DE ELECTRICIDAD PORQUE LA MÁQUINA DE AIRE ACONDICIONADO QUE HAN INSTALADO NO ES TECNOLOGÍA INVERTER. CONSUME 2500W, 700W MÁS QUE SI FUERA INVERTER. UNA VERGÜENZA.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista