¿Semos sostenibles?

Por diversas cuestiones, entre las que se encuentran mis prioridades personales, en los últimos tiempos estoy volviendo a las lecturas con las que inicié mi tema de tesis doctoral primigenio (al que me gustaría volver algún día).
Y, antes que la pregunta, me asalta la respuesta: nuestro actual sistema económico no es sostenible. Estamos constantemente viviendo por encima de nuestra frontera de posibilidades de producción, y no lo notamos demasiado porque, como un mal heredero seguimos sacando fondos de nuestras cuentas por encima de los ingresos que se realizan.
No
semos sostenibles y, tendencialmente, vamos a peor.

Comentarios

  1. Anónimo9:52 p. m.

    Aunque estos intentos de concienciación social algo harán, no digo que no, me sigue pareciendo ingenuo mientras el más largo plazo que consideren las empresas sea el del próximo reparto de pluses a los consejeros, asesores y demás ralea. Los que toman las decisiones que puedan evitar esos males, ni pueden - no les dejan -, ni saben, ni lo necesitan.
    En fin queridos ingenuos, seguid soñando. ¡Ah! Y olvidaros de la ayuda de los políticos: nos hemos encargado de crear un sistema en que la política sólo sirve para entretener a las masas mientras la toma de decisiones está en manos de los empresarios.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista