El testamento maya

Steve Alten sabe lo que el público medio quiere. Nada más. Cójase un poco de historia (civilizaciones antiguas), añádasele otro poco de extraterrestres, y sazónese con unas gotas de conspiración política, amor y dioses del mal y del bien.
Lo demás, simplemente predecible. Como en un mal guión de cine, uno sabe lo que va a pasar desde el principio del relato.
Sabes que el loco no es loco, que enamorará a la chica, que vencerá y que el político negro e íntegro terminará castigando al blanco y malo...
Así que por primera vez en esta bitácora voy a recomendar la no lectura de un libro. Si se quiere perder el tiempo hay best sellers mucho mejor escritos y con más intriga.
El autor, que debía confiar en el éxito de su novela, dejó el final abierto a una segunda parte que promete ser aún más floja que la anterior ya que tendrá que transcurrir en un planeta del otro extremo de la Vía Láctea.
Mi nota: 4,0 sobre 10.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El coste de la mano de obra como motor de cambio en la agricultura de Almería

Consecuencias del aumento de los costes agrarios

Al final, nuestros hijos sí que vivirán mejor que nosotros