Las sorpresas de la genética

Que la genética está permitiendo grandes avances del conocimiento ya no es una novedad. Ni siquiera lo es en el ámbito de la historia, y mucho menos en el apartado de la búsqueda de los orígenes de la humanidad.
Leo en ScienceNow una referencia sobre un artículo en el que se comentan los resultados de un trabajo que ha estudiado diversas poblaciones usando un sistema que puede comparar grandes trozos de ADN, y que ha permitido crear una red de relaciones entre las distintas poblaciones. Incluso aportan un par de mapas animados de estas relaciones. Pues bien, una de las principales conclusiones de este trabajo es que la colonización de América, que hasta ahora se presentaba como un episodio único, debió realizarse en al menos dos oleadas distintas, con poblaciones relativamente diferentes en términos genéticos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Hablamos de urbanización o de desruralización?

El coste de la mano de obra como motor de cambio en la agricultura de Almería

Carta a mi hijo