¿Otras consecuencias del cambio climático?

España será cada vez más cálida. De eso estamos casi seguros, lo que ya no nos parece tan seguro es que nos convirtamos en un vergel tropical (mucho calor y mucha humedad) o en una prolongación del Sáhara. Por cierto, este fin de semana, Cuatro ha emitido un documental de la BBC sobre los seres que vivieron en la Tierra antes de la era de los dinosaurios. Se trataba de un ejercicio similar al de "Caminando entre Dinosaurios" o "Caminando entre las Bestias". Incluso, no han sido nada originales en el título: "Caminando entre monstruos". En fin, en este documental se habla de los grandes desiertos de Pangea, lugares a los que apenas llega la humedad del mar y todo se seca. Hasta la vida. Y, entonces, se habla de una extinción masiva provocada por el cambio climático. Una extinción aún mayor que la que devino en la desaparición de los grandes dinosaurios.
Esto, y el recordar (vete a saber porqué) el argumento de "Pantaleón y las visitadoras" me ha movido a una doble reflexión. La una, esperpéntica, la he dejado a modo de relato en No más de 15 al día. La otra, aún más esperpéntica, la dejo aquí, aunque hasta que termine de escribirla no sé si la etiquetaré con Medioambiente o con Política. Tal vez con las dos.
Decía, que España es cada vez más cálida, nuestra primavera y nuestro otoño se están desdibujando, y esta circunstancia parece que está teniendo importantes repercusiones en el comportamiento de nuestros políticos patrios. Sólo así se explica que quienes debieran ganarse la vida con el diálogo se dediquen a desoirse los unos a los otros. O que las ondas de radio sirvan para freir al adversario, antes que a reportar información a los oyentes. Además, de ser cierta esta disparatada teoría, la cosa sólo podría ir a peor, incluso aunque se tomen medidas contra las emisiones de CO2, a causa de la inercia climática. Pero es que, de no ser cierta, la conclusión es mucho peor: estamos en manos de unos irresponsables y de triunfar esta estrategia, estaremos en manos de unos fundamentalistas, a los que les da lo mismo lo cerca que nos pongamos del abismo, con tal de recuperar un gobierno que piensan nunca debieron perder.
Y ya que estamos, puestos a pensar disparates, la creciente actividad de grupos que como Alqaeda, anteponen la fé asesina a la razón, podría estar relacionada con este proceso, que podría llevarnos a una nueva extinción masiva (algunos científicos alegan que ya la estamos viviendo) en la que, por primera vez en la Historia Natural una especie estará haciendo todo lo posible por borrarse a si misma del planeta.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No son los cerdos, es la confianza

La estrategia del escorpión

Trump: Bienvenidos a la era autista