Felices Fiestas

Pues eso, que hoy me sumo al run run de la felicidad universal. Y es que ni un ateo irredento como yo es inmune al ambiente de buenas vibraciones de estas fechas. Ya vendrá enero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

De la madurez a una segunda juventud

Retos de la agricultura almeriense (notas para el #Agroateneo )

Pequeño homenaje a Juan del Águila