Felices Fiestas

Pues eso, que hoy me sumo al run run de la felicidad universal. Y es que ni un ateo irredento como yo es inmune al ambiente de buenas vibraciones de estas fechas. Ya vendrá enero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuando pasen estos días coronavíricos

Lo que el COVID-19 nos está enseñando sobre nuestro futuro

Economía de guerra